Baskonia - Unicaja

Ajuste de cuentas previo a la Copa

Granger, durante el encuentro de Liga ante Unicaja del pasado mes de noviembre./Daniel Pérez
Granger, durante el encuentro de Liga ante Unicaja del pasado mes de noviembre. / Daniel Pérez

El Baskonia y el Unicaja dirimen la igualdad que mantienen en la tabla ACB antes de girar la vista hacia la primera gran cita de la temporada

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

La diana sonó ayer a las tres de la madrugada para la plantilla del Baskonia en Atenas. Pocas horas después de la derrota en la cancha del Panathinaikos, los azulgranas ponían rumbo a casa sin más margen que un corto sueño poco reparador. Tras la escala correspondiente en Munich, el autobús recogía a la expedición baskonista en el aeropuerto de Loiu. Desde allí, directos al Buesa Arena para una suave sesión de entrenamiento para después dejar la tarde libre antes de volver a escena hoy (19.00 horas) en el Buesa Arena en una nueva entrega liguera con el Unicaja como rival.

Que dos equipos que disputaron sus respectivos duelos continentales en la noche del jueves tengan que volver a competir en sábado y no en la jornada dominical es algo que solo los programadores del calendario entienden. Contra toda lógica, dos equipos cansados y con las piernas pesadas se aferran resignados al ‘camina o revienta’ del Lute. Se quejaba al respecto el preparador del equipo andaluz, Joan Plaza, antes de partir a la capital alavesa. «No entiendo la regla que no nos permite jugar a los equipos de Euroliga los domingos por la tarde. Habría que hacerlo si respetamos la competición y a los jugadores. Es fácil encontrar soluciones si queremos».

Obligado a pasar página

Como es habitual, no se espera que las palabras de Plaza den paso a rectificación alguna. Mientras, el Buesa Arena acoge de nuevo a un Baskonia dolido por la reciente derrota ateniense, pero obligado a pasar página para mostrar su mejor cara hoy ante el Unicaja. De momento, los diferentes achaques que sufren algunos de sus jugadores no depararán baja alguna ante los andaluces, que prevén recuperar a Nemanja Nedovic tras su esguince de tobillo, pero que reservan a Jeff Brooks, aún aquejado de molestias físicas.

El Baskonia y el Unicaja afrontan hoy un duelo que se convierte en un auténtico ajuste de cuentas, dada la situación de ambos equipos en la clasificación ACB. Los vitorianos son quintos y los malagueños, cuartos, pero ambos calcan un balance de 12 victorias y 7 derrotas. El choque sabe a desempate, pero también es el último trago previo a la disputa de la Copa del Rey, que arrancará el próximo jueves en Gran Canaria.

Encarar el ‘torneo del k.o’ con buenas sensaciones puede ser algo anecdótico, pero nunca viene mal. Los dos contendientes afrontan su cuarto duelo en lo que va de campaña, todos saldados a favor de los vitorianos en peleas marcadas por la igualdad. El Unicaja muestra en estos momentos su perfil más sólido y acumula una racha de cinco victorias consecutivas en el frente doméstico. El Baskonia hace malabarismos para mantener sus opciones en la Euroliga y mantener una eficiencia mínima en el territorio ACB antes de zambullirse de lleno en el microclima copero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos