El Baskonia alcanza su octava final de Liga ACB ocho años después

Los jugadores celebran el pase a la final de la ACB. /Sonia Gordon
Los jugadores celebran el pase a la final de la ACB. / Sonia Gordon

En la última ganó al Barcelona por un contundente 0-3

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

El Baskonia vuelve a una final de Liga ACB ocho años después. No la pisaba desde que el histórico '2+1' de San Emeterio le diera su último título, ante el Barcelona en el Buesa Arena. Una ausencia demasiado larga, interrumpida en el Palau blaugrana con un pase incontestable. Será la octava vez que el conjunto vitoriano compite por el título, con tres entorchados en su palmarés (2002, 2008 y 2010), los tres con el factor cancha en contra, como ahora ante el Real Madrid, y cuatro intentos frustrados (1998, 2005, 2006 y 2009).

El romance baskonista con la final comenzó en 1998. De mala manera. Con todo a su favor, el equipo de un joven Sergio Scariolo se dejó sorprender por el TDK Manresa del inefable 'Chichi' Creus, que había llegado a la final contra pronóstico desde la sexta plaza. Cuatro años después, en la mágica temporada del doblete (2001-02), estrenaría su palmarés liguero de la mano de Dusko Ivanovic, 0-3 ante el Unicaja, para convertirse poco tiempo después en un asiduo de la antesala del título, con cinco presencias en la final en seis ejercicios. Entre 2005 y 2010 tan solo faltó en el curso 06-07.

Las siete finales

1997-1998.
Perdió el TAU 1-3 ante el Manresa.
2001-2002.
Victoria contundente del TAU por 0-3 frente al Unicaja de Málaga.
2004-2005.
El TAU cayó contra el Real Madrid 2-3.
2005-2006.
Triunfo del Unicaja por 3-0 ante el TAU.
2007-2008.
Victoria sin paliativos del TAU frente al Barcelona por 0-3.
2008-2009.
Revancha del Barcelona, que ganó al TAU 1-3.
2009-2010.
Victoria del TAU por 0-3 contra el Barcelona.

La época dorada del TAU, que volvió a saborear las mieles del triunfo en 2008 con Neven Spahija y en 2010, otra vez con Ivanovic. Con autoridad en ambos casos, con sendos 0-3 ante el Barcelona. También tuvo que consolarse con el subcampeonato contra los 'culés' en 2009, frente al Unicaja en 2006 y en aquella final imposible de 2005 anterior cerrada con el desgraciadamente inolvidable triple de Herreros en el Buesa Arena.

Ahora el Baskonia, en su octava final, busca su cuarto título en la posición que más le gusta, sin partir con la etiqueta de favorito. Eso es, al menos, lo que dice la historia azulgrana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos