Baloncesto

Al filo de la pesadilla

Baskonia - Barcelona en directo: Euroliga 2017-18, online. /
Baskonia - Barcelona en directo: Euroliga 2017-18, online.

El Baskonia golpea con saña al Barcelona para después dejarse llevar de manera temeraria para condenarse a un epílogo angustioso con final feliz

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

De nuevo en la senda del triunfo, pero con el tembleque de un susto morrocotudo. El Baskonia optó este viernes por la rectificación inmediata después de su tropiezo en la cancha del Armani Milán para desarmar al Barcelona y recuperar el pulso ganador. Se anotó su séptima muesca en la máxima competición continental y en una noche de ambiente prenavideño en un Buesa Arena bien poblado para la ocasión. Eso sí, tras ejercer el papel de ejecutor, el cuadro azulgrana se vio invadido por el sentimiento de piedad para dar vida a un rival que se desangraba con un 70-45 a dos minutos del cierre del tercer cuarto. El Baskonia se desactivó por completo para propiciar una rotunda reacción blaugrana que incluso llegó a colocar a los visitantes por delante en el marcador a falta de 46 segundos con 81-82 tras un triple de Juan Carlos Navarro. La noche plácida giro hacia la pesadilla y solo el acierto en los tiros libres de Marcelinho Huertas y Tornike Shengelia y un providencial robo de balón de Matt Janning permitieron a los vitorianos salir a flote.

El equipo de Pedro Martínez terminó por sufrir en exceso para obtener una victoria que la mantiene cerca de los puestos de ‘play off’. Se trata de un territorio que todavía no ha pisado desde el inicio de curso, pero que sigue acechando. De momento, más vale no perder pie para mantener una cadencia mínimamente constante ya que buena parte de los equipos que ahora superan al Baskonia en la clasificación no ofrecen síntomas claros de flaqueza.

85 Baskonia

Huertas (4), Janning (7), Timma (10), Shengelia (24) y Poirier (14) -cinco inicial-, Beaubois (7), Kevin Jones (8), Voigtmann (3) y Granger (8).

82 Barcelona Lassa

Heurtel (8), Koponen (-), Sanders (2), Oriola (9) y Seraphin (8) -cinco inicial-, Ribas (15), Claver (2), Moerman (2), Hanga (14), Navarro (11) y Tomic (11).

PArciales
22-17, 30-18, 22-22 y 11-25
Árbitros
Luigi Lamonica (Italia), Piotr Pastusiak (Polonia), y Spiros Gkontas (Grecia). Sin eliminados.
Incidencias
Partido correspondiente a la decimocuarta jornada de la Euroliga disputado en el Fernando Buesa Arena ante 12.464 espectadores.

El primer torneo europeo se mueve a un ritmo trepidante mientras los poderosos comienzan a dar solidez a sus cimientos y otros proyectos navegan en una peligrosa deriva. Es el caso del Barcelona, roto por un balance negativo que le aprisiona en el sótano de la clasificación y que, tras la derrota de este viernes, bien podría verse obligado a tomar medidas quirúrgicas drásticas. El equipo de Sito Alonso llegaba a Vitoria después de una nueva terapia de grupo entre dirigentes, jugadores y entrenador para intentar recuperar el rumbo perdido.

Demasiada angustia

A la entente culé y a los buenos propósitos, la realidad respondió con un nuevo golpe, todavía más cruel tras su meritorio intento de remontada. Mientras, el Baskonia recuperó la compostura tras duelo en el que transmitió sensaciones extremas y un punto de agotamiento físico que le llegó a un laberinto del que supo salir a tiempo.

El Baskonia acudió prestó a rectificar el mal paso milanés con una puesta en escena entonada. Shengelia se disfrazó de francotirador lejano para embocar tres primeros triples sin fallo que concedieron la primera ventaja clara para los locales (22-13, minuto 8). El Barcelona trataba de sostenerse en pie a partir de las acciones individuales de Heurtel y el afán de Oriola en el rebote ofensivo. La entrada de Tomic reactivó un tanto a los blaugranas. La actividad interior del croata y los descuidos reboteadores de los vitorianos ayudaron a que las distancias en el marcador de redujeran (22-20, minuto 11). El Baskonia elevó de nuevo la temperatura en su muro defensivo con el retorno de Vincent Poirier mientras Kevin Jones sacaba partido de su eficiencia.

Poirier castigó sin piedad en la pintura, se le sumó Shengelia para desatar la tormenta y el Baskonia comenzó a volar alto. El equilibrio entre la efectividad triplista y la superioridad interior terminó por ser una fórmula letal para el Barcelona, que se asomaba al abismo víctima de un aguacedo que le llevó al descanso con un 52-35. El Baskonia se aplicó en la tortura tras la reanudación hasta alcanzar su renta máxima (70-45, minuto 28). A partir de ahí, la nada. El Barcelona se recompuso de la mano de Hanga y Navarro, aprovechó el decaimiento físico de los locales e insufló el miedo a la grada del Buesa con un parcial de 11-34 que colocaba el 81-82 a falta de 46 segundos. El Baskonia despertaba con el sudor del miedo, pero su efectividad máxima desde la línea de tiros libres y en desacierto culé lograron recomponer la noche.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos