Vestido de enterrador

Baskonia - Barcelona en directo: Liga ACB 2018, online. /
Baskonia - Barcelona en directo: Liga ACB 2018, online.

El Baskonia se muestra intratable y causa un destrozo mayúsculo a un Barcelona cadavérico, sin rastro alguno de aliento baloncestístico

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Se podía considerar como un ensayo previo a la cita de cuartos de la próxima Copa del Rey, pero terminó por ser lo más parecido a un funeral deportivo. El Baskonia y el Barcelona se volverán a encontrar en Gran Canaria dentro de un par de semanas y entonces se echara mano por parte de ambos conjuntos del tópico que asegura que cualquier cosa puede suceder a un partido. De momento, todo apunta a que el conjunto vitoriano deberá de sostener el cartel de favorito dado el último precedente registrado este domingo en el Buesa Arena entre ambas escuadras.

Porque cuesta recordar una sensación tan marcada de dominio del Baskonia ante un rival de semejante entidad como es el Barcelona. A estas alturas de campaña, todo indica que las dinámicas son tercas, tal y como quedó demostrado en el encuentro de este domingo. Mientras el plantel vitoriano fue capaz encontrar la reserva justa de fuerzas para sobreponerse al esfuerzo continental del pasado viernes ante el Estrella Roja, los catalanes no quisieron traicionar ese sello de equipo incapaz y depresivo del que no logra desembarazarse justo cuando el curso se acerca a algunos de sus momentos claves. Con sus imperfecciones y altibajos, el Baskonia es todavía un plantel por el que vale la pena apostar mientras que el Barcelona no engaña ni al tahúr más temerario. Al tiempo que uno conserva sus opciones en todos los frentes, el otro ya apunta con toda claridad a proyecto fallido, a máquina informe e inservible, instalada en una borrasca continua y donde nadie parece decidido a tomar medidas traumáticas para intentar retener la hemorragia.

96 Baskonia

Granger (10), Beaubois (24), Timma (3), Malmanis (5) y Poirier (4) -cinco inicial-, Shengelia (18), Voigtmann (8), Janning (12), Huertas (2) y Garino (10).

72 FC Barcelona

Heurtel (6), Navarro (11), Hanga (8), Moerman (-) y Tomic (8) -cinco inicial-, Oriola (18), Jackson (3), Pressey (5), Claver (5) Vezenkov (2) y Kurucs (6).

Parciales
31-7, 27-23, 17-22 y 21-20
Árbitros
Benjamín Jiménez, Vicente Bultó y Jorge Martínez. Eliminaron por cinco faltas a Tomic (min.27).
Incidencias
Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena ante 11.251 espectadores.

Poco solidario con los problemas de su oponente, el Baskonia causó un destrozó en el Barcelona, otra sesión de escarnio que apuntar a la escuadra de Sito Alonso en el presente ejercicio. Los vitorianos maniobraron de manera contundente para sumar su duodécima victoria en el frente doméstico y, de paso, encaramarse al cuarto puesto en la clasificación ACB, su mejor posición hasta la fecha desde que arrancó en octubre la competición.

La escuadra alavesa exprimió al máximo la debilidad de un rival con una plantilla con el suficiente potencial como para estar muy por encima de la pobreza baloncestística en la que se está instalado en estos momentos. El duelo quedó en una historia breve, resuelta en un primer cuarto de rendimiento extremos en el que el anfitrión hundió el puñal hasta la empuñadura para matar a un Barcelona que no halló manera de recuperar terreno. Demasiado Baskonia para tan poco Barcelona en un duelo plácido, un remanso de paz antes de la compleja visita que deberán afrontar los vitorianos el próximo jueves a la cancha del Panathinaikos.

El equipo de Pedro Martínez arrancó dispuesto a no tomar prisioneros ante un Barcelona que se presentó en el Buesa Arena ataviado con la mortaja de víctima. La predisposición de ambos equipos quedaron más que claras en los primeros compases; un anfitrión despierto, los músculos en tensión y la cabeza despejadas y un visitante incapaz de sobrellevar el peso de una depresión extrema. Rodrigue Beaubois prendió la fragua azulgrana con ocho puntos que alimentaron un 13-2 mediado el cuarto inicial. Llegaba el tiempo muerto de Sito Alonso, pero no hubo consigna posible para hacer despertar a un Barcelona con apariencia de animal entregado.

El Baskonia fue implacable. Le bastó mantener una consistencia correcta en defensa para después acelerar su juego de ataque ante el paso lento de su rival. Ritmo óptimo en las transiciones y en el movimiento de balón para engordar el acierto triple local. La ventajas en el marcador se disparaban de manera incontrolable. La escuadra vitoriana cerraba un primer capítulo devastador con un insólito 31-7. El conjunto de Pedro Martínez hacía saltar la banca en diez minutos de inspiración plena.

Guión sin sorpresas

La tormenta baskonista no decayó en el segundo cuarto, al menos en el aspecto ofensivo. El cuadro vitoriano seguía siendo una grupo armónico, con Matt Janning convertido en un pistolero triplista y el empuje de Tornike Shengelia. Rodrigue Beaubois volvía a cancha para protagonizar una cabalgada de canasta a canasta rematada con una bandeja a mano cambiada. El 51-19 a tres minutos del descanso dejaba las cosas claras. El Barcelona trabaja se salir de la fosa con un parcial de 7-0 (51-26, minuto 18), pero Patricio Garino y Jayson Granger respondían para cerrar la primera parte con un 58-28 mientras la grada de animación tiraba de sorna cantando ‘¡Sito, quédate!’.

El destrozo era patente. El Barcelona sacó la rabia en el tercer cuarto, pero su baloncesto apenas le dio para reducir un tanto unas distancias todavía siderales. El duelo se volvió bronco y cayeron las técnicas por protestar en las filas de una visitante desquiciado. No había color sobre el parqué del Buesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos