Euroliga

El Baskonia busca su sitio

Shengelia lideró la reacción ante el Gipuzkoa./ Rafa Gutiérrez
Shengelia lideró la reacción ante el Gipuzkoa. / Rafa Gutiérrez

«Se necesita nuestra mejor versión para competir en la Euroliga», subraya Prigioni ante el estreno continental en el Buesa, contra el Valencia

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

El Baskonia europeo se estrena en casa envuelto en la nebulosa de las dudas y la necesidad (Buesa Arena, 20.30 horas). Las dudas de un rendimiento incierto instalado en la inconstancia. «Estamos haciendo hincapié en que podemos ser el equipo de los últimos quince minutos ante el Gipuzkoa», apunta Pablo Prigioni, consciente de que el equipo azulgrana necesita su «mejor versión para competir en la Euroliga». El Valencia Basket eleva el listón de la exigencia. «El otro día nos alcanzó con jugar bien quince minutos, pero cuando el nivel de la competición sube, necesitas más tiempo para poder hacerlo». La necesidad es más emocional que numérica, aunque también empieza a pesar la amenaza de un temprano corte clasificatorio.

«Sabemos lo importante que es este partido para nosotros», reconoce Prigioni. Para empezar a sumar y para marcar una necesaria progresión en el juego. «Cuestión de confianza, de tener un par de partidos buenos y de que los jugadores se sientan a gusto». Dar continuidad al tramo final del derbi del domingo, que, más cerca de lo correcto que de lo brillante, debe servir como impulso. Un mero punto de partida, porque la Euroliga es otra historia. «No hemos hecho malos partidos en las dos salidas, que eran complicadas, pero necesitamos más para ganar».

El lastre de un mal inicio

Entre los varios aspectos por corregir, fortalecer la defensa y cerrar el rebote aparecen como puntos prioritarios en el debe de un equipo al que le está costando enchufarse a los partidos. En los siete duelos oficiales solo ha llegado al descanso por delante ante el Estudiantes y ha cedido el primer cuarto en los últimos cinco. En Tel Aviv, el conjunto vitoriano reaccionó, pero llegó tarde y cansado a la cita con la victoria. El arranque es otra de las asignaturas pendientes de un Baskonia que, de momento, se agarra al liderazgo de Shengelia o al talento individual de Beaubois, que está sacando a relucir la calidad que se esperaba en su fichaje.

En opinión de Prigioni, la recuperación del escolta galo y el «paso adelante» de Vildoza liberará de minutos a los dos bases, Granger y Huertas, muy «exprimidos» en este inicio de temporada, y la entrada de Garino «le va a beneficiar a Timma, al que hemos apretado mucho». Además, el técnico argentino confía en que no tarde en aparecer el anhelado Jordan McRae. En el capítulo de bajas, eso sí, gana el Valencia, que cuenta hasta cuatro: Diot, Sastre, San Emeterio y Latavious Williams. «Nosotros venimos sufriendo algo así desde el principio. Nos centramos en nosotros, en meter a los que están entrando ahora, crecer como equipo y buscar esa manera de jugar, tanto en ataque como en defensa, que nos identifique», zanja el entrenador azulgrana.

Un rival «muy serio»

El conjunto 'taronja', en cualquier caso, ha sabido capear el temporal de las ausencias y ya suma cuatro victorias domésticas y una continental. «En los comienzos de temporada los equipos que mantienen un bloque, y más en el caso de un conjunto campeón, tienen ventaja sobre los que nos estamos formando. Juegan con mucha paciencia en ataque y tienen una defensa muy estructurada. Es un equipo muy serio, pero nosotros tenemos nuestras armas y esperemos ponerlas en juego mañana», concluye Prigioni.

Fotos

Vídeos