El Baskonia busca hoy un triunfo ‘inesperado’ en su visita al CSKA

El Baskonia afronta esta tarde un difícil duelo en la cancha del CSKA, líder de la Euroliga./Igor Aizpuru
El Baskonia afronta esta tarde un difícil duelo en la cancha del CSKA, líder de la Euroliga. / Igor Aizpuru

El equipo vitoriano afronta sin complejos un desafío de enorme complejidad que le impulsaría en su carrera hacia el 'top 8'

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

«Que es difícil es obvio, pero no puedes ir pensando que allí no gana nadie». El mensaje de Pedro Martínez antes de partir hacia Moscú es claro. Respeto, todo; miedo, ninguno. El CSKA es el mejor equipo de la Euroliga. Eso dicen los números. Es el líder (17 victorias), el máximo anotador (89,7 puntos por partido), el que más balones roba (7,5) y el que tiene mejor porcentaje de triples (43,3%), «pero seguro que hay alguna posibilidad y hemos de creer en nuestras opciones». Las habrá, seguro, si el Baskonia despliega su mejor versión en el Megasport Arena (18.00 horas).

«Siempre jugamos para ganar, da igual dónde sea», ratifica el capitán, Tornike Shengelia. Aunque solo el Fenerbahce haya sido capaz de profanar la cancha rusa en las dos últimas temporadas. El conjunto vitoriano busca ese triunfo ‘inesperado’ que le impulse en la carrera hacia el 'top 8', el salto cuantitativo que le acerque al Maccabi, octavo clasificado, ahora a dos victorias, antes de afrontar una recta final con un calendario más liviano, que ofrece cinco partidos en el Buesa Arena y solo dos desplazamientos, a Valencia y Barcelona.

Dudas interiores rusas

La hazaña es complicada. «Pero estamos en disposición de hacerlo», insiste Pedro Martínez, que tiene a su disposición a los doce jugadores del plantel, aunque algunos arrastran molestias físicas derivadas de un calendario sobrecargado y Luca Vildoza deberá jugar con una máscara por la fractura nasal que sufrió en el partido de Copa del Rey ante el Barcelona. Enfrente, una de las plantillas más largas de Europa, que ofrece a su entrenador, Dimitris Itoudis, la posibilidad de confeccionar convocatorias en función de las necesidades de cada cita y las características del enemigo del turno.

Y la opción de añadir retoques. Es el caso del ala-pívot Victor Rudd, última incorporación del CSKA, que ha reclutado al ala-pívot norteamericano de la Liga turca (Gaziantep) ante los problemas físicos que están sufriendo jugadores interiores como Kyle Hines u Othello Hunter. Ambos son duda en el duelo de esta tarde (18.00 horas) ante el Baskonia, que podría suponer el debut del recién llegado. «Nos puede ayudar, tiene experiencia en la Euroliga –la pasada temporada jugó en el Maccabi– y puede actuar en varias posiciones –puede jugar como ‘tres’–», explica el entrenador griego.

Opción matemática

No tiene ninguna excusa el CSKA, en cualquier caso, con un plantel que incluye jugadores de la talla de Nando de Colo, Sergio Rodríguez, Cory Higgins o Will Clyburn, que aportan más de la mitad de los puntos que anota el equipo ruso, bien equilibrados por la experiencia de hombres como Vorontsevich, Kurbanov o los mencionados Hines y Hunter. Un equipazo que, además, tiene el aliciente de poder convertirse hoy en el primer conjunto matemáticamente clasificado para disputar los cuartos de final de la Euroliga, ya que una victoria ante el Baskonia le daría una renta de ocho victorias sobre el noveno clasificado, el propio conjunto vitoriano, a falta de siete jornadas.

«Necesitamos toda nuestra atención y concentración porque el Baskonia es siempre un adversario muy duro», subraya Itoudis. Higgins, por su parte, espera un partido «muy físico» ante la «agresividad» del equipo vitoriano. En este sentido, Pedro Martínez ya alertó antes de partir hacia Moscú que el conjunto debe elevar su propio listón físico para poder hacer frente al poderío del CSKA, después de que tanto el Panathinaikos como el Barcelona les hicieran sufrir mucho en esa parcela en las dos últimas derrotas encajadas por la escuadra alavesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos