Baloncesto

El Baskonia cierra el traspaso de Hanga al Barça y apunta a Patricio Garino

Patricio Garino, con la elástica de la selección argentina./ AFP
Patricio Garino, con la elástica de la selección argentina. / AFP

Recauda una cantidad cercana al medio millón de euros por la venta del jugador húngaro y estudia el fichaje del alero argentino

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia y el Barcelona escenificaron ayer la oficialización del traspaso de Adam Hanga. Las palabras de despedida y agradecimiento llegaron desde la capital alavesa y las de bienvenida resonaron en el Palau blaugrana, que cuenta con un jugador por el que ya pujó el pasado verano sin éxito y que ahora es de su propiedad después de un largo serial. La partida que han mantenido los dos clubes, el jugador y sus agentes se cierra con una satisfacción aparente en todas las partes involucradas. Adam Hanga no logra su principal anhelo para este verano, enrolarse en los San Antonio Spurs. Sin embargo, se queda con un sustancioso premio de consolación; un contrato por tres temporadas con el club catalán por un sueldo total de 7,5 millones de euros brutos.

Mientras, el Baskonia dice adiós a un jugador al que aspiraba a renovar antes de que finalizase la pasada campaña y con el que ejerció el derecho de tanteo para igualar la oferta culé. Entonces, fue un movimiento que no respondía a la pretensión de que el húngaro siguiera en sus filas sino más bien un mensaje al Barcelona para acceder a una negociación. Al final, ambos clubes se han entendido, tal y como lo han hecho en los últimos años con otros protagonistas. Tras el intercambio de propuestas y algunos desencuentros a la hora de ajustar el precio, el club vitoriano se embolsa una cantidad que, según fuentes consultadas, se acerca al medio millón de euros.

Salida amarga

Adam Hanga pone fin a cuatro temporadas de militancia baskonista, con dos últimos ejercicios especialmente brillantes en los que se consolidó como uno de los referentes del equipo. Discutido en su primer curso a las órdenes de Sergio Scariolo, maduró en su cesión de un año en el Avellino italiano para volver a la disciplina azulgrana y responder a las expectativas que despositaba el Baskonia en él cuando lo contrató proveniente del Manresa.

Eso sí, su salida deja cierto sabor amargo en las oficinas del Buesa, donde se daba por hecha su marcha a los Spurs para después constatar con cierta sorpresa que había negociado un contrato millonario con el Barcelona. En el archivo queda también la decisión de la agencia de representación del húngaro de reclamar unas cantidades pendientes de pago justo después de que el Baskonia igualara la oferta blaugrana, lo que produjo una respuesta inmediata desde Zurbano alegando que el abono de su salario estaba en orden.

Tras la marcha de Hanga, la vida sigue en un Baskonia que tiene bien definido los pilares principales de su juego exterior, pero que tampoco descarta la idea de sumar un efectivo más en esta parcela. Según informó ayer la revista 'Gigantes' en su edición digital, el club vitoriano mantiene en estudio la posibilidad de contratar al argentino Patricio Garino, sin equipo desde que fuera 'cortado' a primeros de agosto por los Orlando Magic.

El alero de 24 años y 1,98 metros de altura se centra en estos momentos en la preparación del Torneo de las Américas, que disputará con la selección albiceleste junto al baskonista Luca Vildoza. Sin embargo, se encuentra pendiente de concretar su próximo destino profesional y a la espera de la llegada de un siempre valioso pasaporte italiano. Formado en la universidad George Washington, optó por el salto sin red a la NBA y aceptó el pasado verano probarse en los San Antonio Spurs durante la pretemporada. Consciente de no estar aún listo para semejante nivel, aceptó jugar en la Liga de desarrollo con los Austin Spurs para después enrolarse en los Orlando Magic en abril, donde apenas dispondría de protagonismo.

Fotos

Vídeos