Un perseguidor responsable

Baskonia - Estrella Roja en directo: Euroliga 2018, online. /
Baskonia - Estrella Roja en directo: Euroliga 2018, online.

El Baskonia se anota un triunfo rotundo y sin taquicardias ante el Estrella Roja para recortar distancias respecto a la zona de ‘play off’

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Nunca está de más negar de vez en cuando el guión del suspense en el que tanto insiste el Baskonia esta temporada para ganarse al fin una noche tranquila en la Euroliga. Dispuesto a no someter a su gente a otra decepción como la vivida ante el Armani Milán y con la disposición de presentar una obra de trama carente de sobresaltos, la escuadra azulgrana resolvió por la vía de la contundencia su compromiso con un Estrella Roja que no encontró fisura alguna para contestar al dominio azulgrana.

El triunfo da reposo y respiro a un ánimo castigado por tantos sobresaltos y desenlaces dignos de un argumento diseñado por Alfred Hitchcock. En esta ocasión, el Baskonia fue lineal en su maniobra de destrucción, sin otorgar ni una sola ventaja en el marcador a los serbios desde la primera canasta triple anotada por Rodrigue Beaubois con la que se abrió el encuentro. Los hombres de Pedro Martínez se ciñeron a la responsabilidad del anfitrión para sumar una victoria que les mantiene en plena escalada hacia la zona de ‘play off’. El resultado permite acortar distancias respecto al octavo puesto, dueño todavía de un Maccabi que cedió en Kaunas y que ahora saca una sola victoria de ventaja a los baskonistas.

103 Baskonia

Granger (10), Beaubois (25), Timma (4), Malmanis (-) y Poirier (8) -cinco inicial-, Shengelia (11), Huertas (7), Janning (18), Voigtmann (6), Vildoza (2), Garino (12) y Diop (-).

84 Estrella Roja

Rochestie (9), Lazic (3), Dangubic (10), Bjelica (4) y Lessort (9) -cinco inicial-, Jovanovic (4), Ennis (22), Davidovac (10), Omic (6), Jankovic (2) y Dobric (5).

Parciales
27-17, 26-23, 22-19 y 28-25
Árbitros
Borys Ryzhyk (Ucrania), Elias Koromilas (Grecia) y Sergio Silva (Portugal). Eliminaron a los visitantes Jankovic por dos antideportivas (min. 21) y Davidovac por cinco faltas (min. 40).
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésima primera jornada de la Euroliga disputado en el Buesa Arena ante 9.622 espectadores.

En la ruta marcada

El sueño continental sigue al alcance, con el Baskonia poco menos que como único superviviente de una caída generalizada en las posiciones que se encuentran a sus espaldas. Las ambiciones del equipo vitoriano por alcanzar un puesto en los cruces se alimentan sobre realidades mientras otros ya deben pensar en quimeras y cábalas de alta complejidad. Queda un apasionante trecho de nueve jornadas hasta la conclusión de la fase regular y los vitorianos siguen dispuestos a quemar etapas con un objetivo difícil, pero aún al alcance.

La escuadra azulgrana fue una locomotora que circuló a un ritmo constante para atropellar al Estrella Roja. Su notable carácter coral le ayudó a no echar de menos a Kevin Jones. Mostró su perfil más equilibrado, sin una dependencia excesiva del acierto triple, con la estabilidad que otorga la dirección de un Marcelinho Huertas que quiso dar un paso adelante más en su rehabilitación y la seguridad de un dominio interior marcado por la pluralidad de registros otorgados Tornike Shengelia, Johannes Voigtmann y Vincent Poirier. Nada pudo hacer el Estrella Roja ante la firmeza de la apuesta baskonista, embellecida con el maravilloso virtuosismo de un Rodrigue Beaubois pleno de destreza y acierto, ganador por aplastamiento en su pulso con Taylor Rochestie. Siempre aferrado al registro gestual de hombre hermético, el galo se dio de una alegría e incluso hay testigos que juran haberle visto con una sonrisa mientras contemplaba desde e banquillo la conclusión del duelo, seguro de que no había giro dramático posible para que la victoria se escapara del Buesa Arena.

El Baskonia no se permitió distensiones en un arranque de partido en el que se manejó con una buena tensión defensiva y que fue escenario para una exhibición anotadora desbordante de Rodrigue Beaubois. El exterior francés rompió cuando y como quiso la primera línea defensiva serbia para sumar 14 puntos sin fallo en los seis primeros minutos de partido (18-11).

Vincent Poirier dominaba el rebote de forma autoritaria para ceder el testigo a Johannes Voigtmann, atinado pasador para propiciar la fluidez del juego de ataque. El equipo vitoriano era un grupo armónico al timón de un Marcelinho Huertas más seguro de sí mismo y que cerraba el cuarto inicial con un 27-17. La alta producción anotadora se mantenía mientras el Estrella Roja se achicaba por momentos. En las filas balcánicas, Dylan Ennis trataba de elevar la temperatura de una escuadra visitante demasiado tibia y aprovechaba una falta en el triple de Luca Vildoza que parecía abrir una grieta en el dominio azulgrana (43-33, minuto 16). El base canadiense buscaba el despertar de los suyos, con una querencia excesiva a caer en la falta antideportiva. El Baskonia seguía encontrando caminos asequibles hacia el aro rival hasta alcanzar el descanso con un 53-40.

El Estrella Roja abrió el tercer cuarto con un triple de Rochestie, pero cualquier propósito de recuperación quedó frenada con una nueva antideportiva de Stefan Jankovic, segunda en su casillero y que le mandó directo al vestuario. Los azulgranas aprovecharon el desconcierto rival para volver a acelerar con un parcial de 6-0 (59-43, minuto 23). El duelo entraba en una fase de desaceleración y el Baskonia seguía sin perder la compostura en el tempo lento. El Estrella Roja trataba de espabilar con dos triples de Branko Lazic y Dylan Ennis (68-55, minuto 27) pero los azulgranas maniobraban sin derrape alguno para conservar la distancia en el marcador el cerrar el tercer capítulo con un 75-59 para después cerrar su labor de aplastamiento con una sonora traca anotadora en el cuarto final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos