Baskonia

Baskonia y Hanga siguen de ‘culebrón’

Hanga se lanza al suelo a por un balón en un partido contra el CSKA la pasada temporada./Rafa Gutiérrez
Hanga se lanza al suelo a por un balón en un partido contra el CSKA la pasada temporada. / Rafa Gutiérrez

El jugador denuncia al club vitoriano porque le adeuda 200.000 eurosy la entidad de Zurbano dice que le ha pagado «la totalidad» del contrato

Alberto Canto
ALBERTO CANTO

Adam Hanga no tiene muchas ganas de continuar en el Baskonia y el club vitoriano, a tenor de los últimos acontecimientos, es posible que tampoco quiera tenerlo en la plantilla la próxima temporada. El postrero capítulo del ‘culebrón’ veraniego que protagonizan el alero húngaro y la entidad que preside Josean Querejeta se vivió ayer, con la demanda de Hanga por impago de cerca de 200.000 euros y la consiguiente réplica del demandado, negándolo todo.

La noticia saltó desde Barcelona. Medios catalanes se hacían eco de la presentación de una demanda ante el Fondo de Garantía Salarial para reclamar el pago de los 200.000 euros que, según el jugador magiar, le adeuda el club alavés por el contrato de la temporada recién concluida. La noticia corrió como un reguero de pólvora por cuanto Hanga había renovado con el conjunto de Pablo Prigioni pocas horas antes, al plasmar en un papel las condiciones que había pactado con el Barcelona, pero que el Baskonia asumió tras igualar la oferta en el tanteo al poseer los derechos del deportista en la Liga ACB. Es decir, Hanga se convertía en el jugador mejor pagado de la historia baskonista, a razón de más de siete millones de euros por tres temporadas.

Conocida la noticia de la demanda, el club vitoriano realizó la consiguiente réplica en forma de escueto comunicado, en el que aseguraba haber pagado «la totalidad del contrato de Adam Hanga en la temporada 2016-2017», al tiempo que lamentaba que «se siembren dudas sobre la gestión». La palabra de uno contra la del otro. La ACB, de hecho, confirmó que el club está al corriente de pago del contrato del deportista de Budapest.

Una brecha abierta

Si la relación entre el jugador y la entidad baskonista ya de por sí no era muy entusiasta, tan solo correcta, las acusaciones de impago han abierto una brecha muy difícil de suturar. Hanga dio por concluida, a finales de la temporada pasada, su etapa en Vitoria, flirteó con la NBA, en concreto con los San Antonio Spurs, que cuentan con sus derechos en la liga americana, pero no le salió bien, y luego se dejó seducir por Sito Alonso, el técnico exbaskonista ahora al frente del Barcelona, que le ofreció el contrato de su vida. Tampoco le salió mejor, porque el Baskonia igualó la oferta catalana en el tanteo y se quedó con el jugador. Eso sí, sin que éste quisiera seguir en la capital alavesa.

Incluso, los días previos a la firma del contrato por tres temporadas con la entidad baskonista, los abogados de ambas partes mantuvieron reuniones muy tirantes hasta plasmar sobre el papel las condiciones pactadas.

Ahora, todo parece indicar que las dos partes están obligadas a negociar la salida de Hanga del Baskonia, cuyo futuro podría estar en el Barcelona, curiosamente, la ciudad desde la que ha surgido la noticia de la demanda por impago. Y es que nadie desea estar donde no quiere y nadie desea tener un inquilino díscolo en su casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos