Un soberbio estado de confianza

Baskonia - Herbalife en directo: Liga ACB 2017-18, online/
Baskonia - Herbalife en directo: Liga ACB 2017-18, online

El Baskonia desborda al Gran Canaria en el inicio con un fulminante juego de transición para después aplacar la reacción rival con un aguacero triplista

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Unas perspectivas optimistas en la carrera por alcanzar los ‘play off’ de la Euroliga después de tres triunfos consecutivos ante Khimki, Valencia Basket y Zalgiris y siete victorias consecutivas en la Liga ACB con el Gran Canaria como última víctima. Agazapado y listo para cruzarse en su camino estará el diablo que aplaca cualquier euforia, pero lo cierto es que el Baskonia se encuentra en uno de esos estados de confianza que lo convierten una maquinaria baloncestística de alta capacidad competitiva. El calor del Buesa Arena puede que haga también su papel, aunque hay una aleación de acero que ya ha comenzado a soldar de manera consistente y que coloca a la escuadra azulgrana en una posición de fortaleza óptima para encarar los retos inminentes de una temporada que no da tregua. Las exigencias se agolpaban en el frente continental, pero la visita del Gran Canaria en absoluto era un trámite rutinario.

El reparto de ausencias iba más o menos igualado ante las bajas de Marcelinho Huertas y Tornike Shengelia por parte azulgrana y las ausencias de Oriol Paulí y Marcus Eriksson en las filas insulares. Y tal y como sucedió ante el Zalgiris, el Baskonia respondió ante la merma de efectivos con un cierre de filas soberbio. Desbordó al Gran Canaria con una puesta en escena arrolladora en un primer cuarto sobresaliente para después resistir durante las dos siguientes entregas la mejora progresiva visitante. Los hombres de Luis Casimiro se negaron a que el partido se convirtiera en una anécdota para responder a la tiranía azulgrana. Sin embargo, se toparon una exhibición triplista demoledora que arrancó en los minutos finales del tercer capítulo y que avanzó sin freno hasta mediada la última entrega. Los de Pedro Martínez se situaron con una ventaja de veinte puntos (37-17, minuto 18), vieron cómo el Gran Canaria recortaba distancias al descanso (39-27) para después crecer a lo largo de un tercer cuarto en el que la inquietud comenzó a acechar a las filas locales. Las alarmas cerca estuvieron de activarse con el rojo del peligro después de que los insulares se acercaran aún más con un 65-59 tras un triple de Nicolás Brussino cuando apenas se habían disputado dos minutos del cuarto final. Llegó entonces el golpe de gracia azulgrana, que tomó cuerpo con un parcial de 20-2 (85-61, minuto 37) y que despejó la matinal en el Buesa Arena.

91 Baskonia

Granger (16), Beaubois (10), Timma (4), Malmanis (2) y Poirier (15) -cinco inicial-, Vildoza (9), Voigtmann (5), Diop (2), Janning (15) y Garino (13).

66 Herbalife

Mekel (1), Seeley (15), Rabaseda (7), Aguilar (-) y Balbin (14) -cinco inicial-, Oliver (4), Brussino (6), Báez (2), Pasecniks (2), Radicevic (9) y Fischer (6).

Parciales
21-6, 18-21, 23-24 y 29-15
Árbitros
José Antonio Martín Bertrán, Sergio Manuel y Alberto Sánchez Sixto. Sin eliminados.
Incidencias
Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de la Liga Endesa celebrado en el Fernando Buesa Arena ante 9.631 espectadores.

Emergió de nuevo la compacta apuesta colectiva baskonista, con Patricio Garino y Jayson Granger como puntas de lanza. El brillante estado de inspiración del uruguayo con el trabajo de pico y pala del argentino convertido en puntos. El descaro de uno a la hora de tomar responsabilidades en el tiro sin importarle a qué distancia esté su defensor junto a la confianza del otro al asumir lanzamientos tras recibir en una esquina porque sabe que la confianza está de su parte. Tras esta dupla, un grupo de compañeros guerrillero, con Luca Vildoza quemando etapas en su aclimatación a la élite, la solidez de Johannes Voigtmann, cómodo en su polivalencia y con una incipientes dotes de manos, o la contundencia de un Vincent Poirier bajo los tableros.

El Baskonia demostró al Gran Canaria que es un equipo de armas tomar, capaz de desboblar su arsenal ofensivo para dar rienda suelta al talento que atesora su plantilla. Los vitorianos fueron un cuchillo fulminante en el juego de transición durante muchos minutos de la primera parte. A partir del control del rebote y, sobre todo, de una defensa hambrienta por elevar el capítulo de recuperaciones de balón, el conjunto azulgrana voló a cancha abierta para convertir el balance defensivo del Gran Canaria en una estructura agrietada y lenta de reacción. El conjunto insular trató de levantarse tras el descanso. Encontró una boya interior en la figura del gigantesco Ondrej Balvin, capaz al fin de poner en aprietos a Vincent Poirier en el pulso entre 'cincos'. El Baskonia perdió parte de la inercia positiva de la primera parte en un tercer cuarto de escasa fluidez, pero en el que se logró sostener en la anotación gracias a la irrupción de Rodrigue Beaubois. Restaba un minuto para el cierre de la tercera entrega y el marcador mostraba un 55-48. A la magia solitaria del francés se sumó entonces una asistencia por la espalda de Luca Vildoza para propiciar el primero de los dos triples consecutivos de Matt Janning. El estadounidense fue el encargado de abrir el festival francotirador. Le tomó el testigo Patricio Garino dispuesto a sostener el pulso propuesto por su compatriota Nicolás Brussino desde más allá de la línea de 6,75. El duelo de pistoleros argentinos cayó del lado azulgrana y ejerció de prólogo para el esprint final del Baskonia. El último cuarto se resolvió con un parcial de 29-15, puro veneno para las opciones del Gran Canaria y la imagen definitiva de un Baskonia de acero inoxidable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos