Baskonia

Distensión controlada

Baskonia - Iberostar Tenerife en directo: Liga ACB 2017-18, online /
Baskonia - Iberostar Tenerife en directo: Liga ACB 2017-18, online

El Baskonia maneja sus intermitencias sin riesgos para imponerse al Iberostar Tenerife antes de girar la vista hacia el cruce con el Fenerbahce

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia ya puede mirar de frente a la eliminatoria de cuartos de Euroliga que arrancará el miércoles en Estambul. Lo puede hacer sin compromiso alguno de por medio ni distracciones después de cerrar los deberes domésticos de la semana con una victoria solvente en el Buesa Arena ante el Iberostar Tenerife.

La gran batalla de desgastes al mejor de cinco encuentros ante el conjunto de Obradovic se acerca y la escuadra azulgrana puede que guarde sus armas tácticas y parte de sus fuerzas de cara a uno de los momentos claves de la temporadas. Al menos, esa es la sensación que transmite en los últimos encuentros. Dentro de una temporada extenuante, la excelencia y el máximo despliegue muscular es poco menos que una utopía. Así lo demuestra el Baskonia deslumbrante en el mes de marzo, pero que a medida que se acerca una fase crítica como los cuartos de la Euroliga también asume que no valen epopeyas recientes si no se logra activar a plena potencia el motor en la hora adecuada. Ante las escuadra tinereña; que, como otros muchos rivales, también juega, el plantel vitoriano dominó sus intermitencias sin correr riesgos excesivos para controlar un encuentro que le devolvió a la senda de las victorias en la Liga ACB tras su tropiezo del pasado jueves en la cancha del Valencia Basket, donde rompió una racha de diez triunfos sin fallo.

La cuenta se reinicia con un resultado que ayuda a los vitorianos a mantener la segunda posición el la tabla ACB mientras soporta el asedio del Barcelona y de los valencianos. El rebautizado Kirolbet dominó al conjunto insular sin excesivos problemas, pero también con la sensación de que el rodillo permanece desactivado. Quizás porque hay reservas que conviene guardar o porque, ese reparto de protagonismo que mantiene Pedro Martínez para todos sus jugadores no siempre depara la versión más pujante de su equipo en cancha. El Baskonia inició el último cuarto con un triple de Janis Timma seguida de una canasta doble de Beaubois para colocarse con una ventaja de 19 puntos (79-60) que bien podía ser sinónimo que oponente liquidado.

Sin embargo, el Iberostar Tenerife remó hasta el final. Si bien terminó por morder el polvo, al equipo de Katsikaris también le quedó el regusto amargo de oportunidad perdida de poner en aprietos al gigante azulgrana. Quizás lo pudo haber hecho con un punto más de agresividad en su juego. Cuando Rodrigo San Miguel anotaba el triple que colocaba a los canarios con tan solo seis puntos por debajo a falta de poco más de medio minuto para el final (93-77) se propagó en las gradas del Buesa cierta inquietud, aunque también aderezada con la impresión de que el Iberostar Tenerife estaba llegando tarde a conjurar la sorpresa. Quedó confirmado y el Baskonia no dio pie al drama, haciendo lo justo en los segundos finales, consciente que su final apenas tenía margen para la épica.

El duelo quedó finiquitado a favor de los azulgranas, a pesar de su distensión en la recta final, de su permisividad defensiva con Mike Tobery y Matewz Ponitka y cierto descontrol en ataque que permitió al conjunto tinerfeño recuperar terreno en el luminoso. Prevaleció la pegada del Baskonia, mejor durante más minutos ante un rival de recursos menores y en el que todos los componentes tuvieron su ración de minutos, a excepción del lesionado Granger, para probarse de cara a la guerra en territorio turco.

Versión economizadora

Dentro de la dosifición de minutos, brilló Janis Timma con un duelo solvente y una capacidad de sumar enotros aspectos del juego aparte de su buenn acierto triple. La escuadra azulgrana funcionó con un rendimiento óptimo en la primera parte con una fluidez ofensiva notable, un alto grado de puntería de la mano de cañoneros con el letón o Matt Janning ante un rival un tanto desdibujado, con Matewz Ponitka como referente solitario. Los vitorianos alcanzaron el descanso con una diferencia holgada (50-35), la misma que administraron durante la reanudación. Para entonces, el Iberostar Tenerife fue capaz de encontrar más armas aparte del empuje del polaco, con el acierto triple de Josh Akognon y el tardío crecimiento de Rodrigo San Miguel. Insuficiente para cambiar el sino del encuentro ante un Baskonia eficiente, incluso en su versión más economizadora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos