Baskonia

El Baskonia se mantiene firme e iguala la oferta del Barcelona por Larkin

Shane Larkin deja atrás al blaugrana Stefan Peno durante un duelo ante el Barcelona. /Igor Aizpuru
Shane Larkin deja atrás al blaugrana Stefan Peno durante un duelo ante el Barcelona. / Igor Aizpuru

El club vitoriano bloquea el pase del timonel al equipo catalán y lo coloca en la misma situación de incertidumbre que Adam Hanga

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Los derechos de Shane Larkin en la ACB siguen en poder del Baskonia. Casi dos horas antes de la medianoche, límite del plazo establecido para ejercer el derecho de tanteo, el club que preside Josean Querejeta propinó otro golpe de efecto al igualar la oferta presentada por el Barcelona con la rúbrica del base de Cincinatti. La partida continúa con otro movimiento defensivo ejecutado desde las oficinas del Buesa Arena, una estrategia idéntica a la realizada por Adam Hanga. Al igual que el alero húngaro, Larkin dispone ahora de cinco días naturales para sellar su continuidad en Vitoria, tal y como le recordó el club de Zurbano en su comunicado. Si quiere jugar en el Barça y reencontrarse con Sito Alonso en el Palau, deberá entenderse con el Baskonia, que no va a soltar sus derechos hasta que no reciba una reparación en forma de ingresos económicos. Según las cantidades publicadas en los últimos medios, Larkin había aceptado una propuesta culé de dos temporadas, con un sueldo bruto de 5,5 millones de euros. Un dineral, similar en ingresos por campaña a la oferta de Hanga, aunque en su caso era un acuerdo trianual. El Baskonia se mantiene firme a la hora de no permanecer pasivo viendo cómo dos de sus pilares básicos refuerzan a un enemigo directo a cambio de nada.

Ambos jugadores quedan abocados a negociar si quieren mudarse al Palau

Shane Larkin se suma a la situación de incertidumbre que vive Adam Hanga, todavía dentro del plazo para firmar su nuevo contrato en Vitoria después de que el Baskonia también igualara la oferta culé. El magiar dispone hasta el próximo lunes para estampar su firma o bien alcanzar un acuerdo con el club vitoriano que libere sus derechos y le convierta en jugador blaugrana. En principio, todo hace indicar que el jugador de Budapest tratará de agotar todas las vías posibles para cambiar de aires a partir de la próxima temporada. Logrará ese objetivo si, finalmente, el Baskonia obtiene una compensación económica o bien encuentra un acomodo fuera del territorio ACB.

Situación estacionaria

Esta última posibilidad dejaría a vitorianos y catalanes con las manos vacías al no poder reclamar derecho alguno sobre el jugador después del pulso mantenido con el derecho de tanteo como campo de batalla. Es el mismo abanico que desde ayer maneja Shane Larkin. En cualquier caso, la decisión sobre Hanga mantiene estacionarias otras operaciones para reforzar el perímetro. Si el húngaro continúa en la plantilla que dirigirá Pablo Prigioni el próximo curso, podría quedar bloqueada la opción de hacerse con los servicios de Mateusz Ponitka, un objetivo preferencial de la entidad vitoriana antes de que se desatará el ‘caso Hanga’.

Fotos

Vídeos