Lo esencial y una pizca de misterio

Baskonia - San Pablo Burgos en directo: Liga ACB 2017-18, online/
Baskonia - San Pablo Burgos en directo: Liga ACB 2017-18, online

Los de Pedro Martínez reaccionan a tiempo y evitan la remontada de un San Pablo blando en defensa que jugó un gran tercer cuarto en el Buesa

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

No se fíen del marcador. Podría haber sido otro muy distinto. Es el peligro de jugar a ráfagas, de saberse superior, de suponer que el rival acabará por entregar la cuchara. ¿Cómo se iba a rendir el San Pablo con 1.500 aficionados de Burgos en las gradas? ¿Cuándo se ha visto a los de Diego Epifanio dejar de competir sobre una cancha? Tampoco lo hicieron este sábado en el Buesa Arena. Da igual que el Baskonia aplicara el rodillo en el primer cuarto. Quizá fuera más demérito de los visitantes, muy blandos en defensa, inexistentes en la pintura y desacertados en el tiro. La valoración global del parcial lo explica casi todo: 31-9. Carece de cualquier valor que el Kirolbet estirara la diferencia hasta los 15 puntos, 33-18 cuando Vildoza aceleró el ritmo de los azulgrana. Los pésimos porcentajes de tiro visitantes tendrían que variar -pura ley de probabilidades- y maquillar la diferencia. Cuando un equipo ACB firma un 1 de 7 desde la línea de 6,75 es algo eventual. Y Burgos ha demostrado este curso que está aquí para quedarse. Nunca se va de un partido.

Así que cambió de bando la baja intensidad y los visitantes comenzaron a animarse. Corey Fischer, el ágil Deon Thompson y, sobre todo, Deividias Gailus comenzaron a acercarse a sus números habituales y la sorpresa sobre voló el paseo de Zurbano. Menos mal que la ahuyentó un grito del entrenador castellano. Y lo peor es que tenía razón. Thompson gana la espalda de Shengelia en la zona baskonista, recibe y se levanta para anotar a placer. El georgiano reacciona y tapona su tiro, que ya parecía hecho. Había trampa. El capitán metió su mano por dentro del aro para poder alcanzar el balón. El alapívot americano protesta enérgicamente hasta hacer dudar a los árbitros si señalar una técnica. Los gritos de Epifanio desde el banquillo termina por convencerles. Jugaban para ponerse a tres. Con el tiro libre de Rodrigue Beaubois y la posterior canasta de Tornike Shengelia tras sacar de medio campo las esperanzas burgalesas empezaban, ahora sí, a esfumarse. Y eso que el tercer cuarto resultó una calamidad absoluta. Hasta 29 puntos concedieron los azulgrana en el parcial. Regresó muy gris el conjunto de Pedro Martínez del descanso. Marcelinho Huertas no estaba cómodo en pista y Fischer lo aprovechó. Los azulgrana perdieron el mando del encuentro. Al menos en apariencia. Lo esencial es invisible a los ojos y no acostumbra la crítica a ser justa con algunos jugadores.

102 Kirolbet Baskonia

Huertas (2), Janning (15), Timma (3), Voigtmann (4) y Diop (6) -cinco inicial-, Vildoza (18), Beaubois (20), Poirier (14), Shengelia (16) y Garino (4).

82 San Pablo Burgos

Fisher (13), Barrera (-), Gailius (11), Thompson (11) y Huskic (10) -cinco inicial-, Schreiner (10), Álex López (8), Jenkins (4), Cancar (7), Vega (2), Sebas Sáiz (6) y Edu Martínez (-).

Parciales
26-13, 20-20, 23-29 y 33-20
Árbitros
Fernando Calatrava, Rafael Serrano y Antonio Sacristán. Eliminaron por faltas personales a Sáiz (min. 32). Señalaron técnica a Diego Epifanio (min. 26).
Incidencias
Partido correspondiente a la trigésima tercera jornada de la Liga Endesa disputado en el Fernando Buesa Arena de Vitoria ante 11.128 espectadores, con más de 1.500 aficionados procedentes de Burgos.

Seguir sumando

Si el Baskonia no perdió este sábado en el Buesa Arena se debe a la sangre fría y el oficio del único que supo separarse de lo momentáneo y seguir sumando con cada una de sus acciones. Rodrigue Beaubois rescató a un conjunto al que se le apagaron las luces antes de tiempo. El escolta francés, no se fíen de sus percepciones, fue el que más tiempo pasó en sobre la madera. Anotó todos sus tiros libres, el triple que intentó y solo marró dos lanzamientos de dos. Dejó penetraciones marca de la casa y asistió hasta en cinco ocasiones a sus compañeros. 30 de valoración que le acercarán mucho, si no lo gana, al MVP de la jornada.

Aunque el foco, merecido, fue para Luca Vildoza. El base argentino suplió con garantías a Huertas cuando se desinfló su actuación. Imprimió velocidad o frenó al equipo según fue necesario y al principio del cuarto definitivo encadenó tres triples para fulminar a un voluntarioso Burgos, que fue demasiado blando para merecer más en Vitoria. Solo falló un tiro libre el de Mar de Plata, que remachó cinco triples sin fallo.

Tras unos minutos de urgencia, Kirolbet ordenó sus ideas y con un potente mate de Shengelia en contraataque, otro de Poirier y unos tiros libres se fue a los 102 puntos casi sin despeinarse. Quizá porque todo esto no sea más que una mini pretemporada antes de los 'play off'. Palada a palada, Martínez va cargando de recursos el juego ofensivo de los suyos. Añadió cosas en Sevilla, lo hizo en Madrid -aunque todo saliera mal-, durante muchos minutos en Bilbao y anoche en un Buesa en el que con apretar la defensa a niveles Euroliga y castigar en la pintura debía de sobrar para llevarse una victoria clave para alcanzar la segunda plaza que asegura el factor cancha hasta un hipotética final.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos