Iberostar - Baskonia

Batalla de relevos positivos

Voigtmann, en el partido ante el Iberostar el pasado curso. /Alex Rosa
Voigtmann, en el partido ante el Iberostar el pasado curso. / Alex Rosa

Tenerife y Baskonia apelan a la progresión experimentada tras los cambios de entrenador para sellar sus billetes para la Copa del Rey

IÑIGO MIÑÓN

El pasado 27 de octubre, Pedro Martínez se hacía cargo del banquillo del Baskonia, en sustitución de Pablo Prigioni. Habían transcurrido cinco jornadas y el conjunto vitoriano era undécimo en la Liga ACB, con un balance de 2 victorias y 3 derrotas (40%); ahora es quinto con 7 triunfos y 3 derrotas en el casillero particular del técnico catalán (70%). El 24 de noviembre, el Iberostar Tenerife anunció la destitución de Nenad Markovic y la contratación de Fotis Katsikaris. El equipo canario era duodécimo con 4 victorias y 5 derrotas (44%); y con el entrenador griego ha ascendido a la octava plaza tras ganar 4 partidos y perder 2 (66%).

Dos equipos al alza que han sabido corregir sendos inicios erráticos para acercarse a sus objetivos ligueros. Separados por una victoria, con ventaja para los alaveses, ambos miran a la Copa del Rey. Un triunfo asegura el billete del conjunto alavés en todos los escenarios posibles e incluso cayendo en tierras insulares podría ser hoy mismo equipo copero si Andorra, Obradoiro y UCAM pierden sus respectivos encuentros. Y aún tiene opciones de ser cabeza de serie, aunque debe ganar sus dos compromisos y esperar resultados ajenos -una derrota del Valencia o dos del Fuenlabrada o el Barcelona y esperar los ‘averages’-

El Iberostar, por su parte, busca una victoria que le permitiría rozar la clasificación. «Es un partido importantísimo contra un equipo de Euroliga, con una plantilla muy profunda, mucho físico y mucho talento. Hay que sacar pecho y ver la mejor versión de nuestro equipo, soy muy optimista sobre que vamos a jugar bien y competir a tope, sabiendo de la dificultad del encuentro», reflexiona Katsikaris.

Más puntos

En ese crecimiento colectivo, cada entrenador ha tratado de potenciar las virtudes y minimizar los defectos que condenaron a ambos equipos en el arranque del curso. Si Pedro Martínez frenó la sangría defensiva (de 85,8 puntos encajados con Prigioni a los 77,9 actuales), Katsikaris ha buscado partidos más abiertos. Antes, el Tenerife encajaba pocos puntos (73,4), pero también se quedaba corto en anotación (72,6); ahora recibe más (79,8), pero ha elevado notablemente su producción ofensiva (81,8).

Con Ponitka al frente. El escolta polaco, pretendido en verano por el Baskonia, se ha erigido en el principal baluarte ofensivo de la escuadra canaria, que le echó de menos en las dos jornadas que se perdió por lesión. Hoy, plenamente recuperado, comandará un equipo que solo tiene la baja de Richotti. El Baskonia, por su parte, viaja con todos sus efectivos, salvo Luca Vildoza, cuya ficha no está dada de alta en la Liga ACB. Volverá al equipo Huertas, inédito frente al Olympiacos al estar recién salido de un proceso gripal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos