Fuenlabrada-Baskonia 12:30

Un cambio de dinámica apremiante

El escolta galo Beaubois puede volver a vestirse de corto en la cancha madrileña./Blanca castillo
El escolta galo Beaubois puede volver a vestirse de corto en la cancha madrileña. / Blanca castillo

El Baskonia busca poner fin a su bache ante un Fuenlabrada invicto con la dificultad añadida de un duelo a domicilio

OLATZ ALONSO

Borrón y cuenta nueva. Tras el varapalo recibido en Creta a manos del Olympiacos, el Baskonia está de vuelta a la Liga Endesa con las mismas preocupaciones con las que salió de la anterior jornada. Agravadas ante la posibilidad de que uno de sus baluartes, Jayson Granger, no pueda comparecer en el nuevo compromiso y aún con la duda del regreso de Beaubois, a lo que se suma que se trata de otro duelo lejos del calor del Buesa Arena. En concreto, en la cancha del conjunto que ha sorprendido en este inicio de temporada en la ACB al sumar por victorias todas sus intervenciones, el Montakit Fuenlabrada.

La principal urgencia del Baskonia pasa por conseguir la segunda victoria del ejercicio y reponerse así de los malos partidos disputados ante el Gran Canaria y el Olympiacos. Dos aspectos que van de la mano, dado que en esos dos duelos los de Pablo Prigioni mostraron claras dificultades para plantar cara a rivales que se presuponen de su talla. Defensas demasiado permisivas y falta de coordinación grupal, con ofensivas asentadas en arranques individuales, condenaron a los vitorianos en sendas actuaciones que quedan muy lejos de la competitividad demostrada en el Palau Blaugrana en el estreno o del control del juego que tuvieron en Zurbano ante el Movistar Estudiantes.

«Tenemos mucho trabajo por delante», reconoce Prigioni, que identifica los problemas de su escuadra con el hecho de que se trate de «un bloque nuevo». «No sé cuánto nos va a llevar convertirnos en un equipo muy sólido, pero por eso no podemos perder los partidos. Estamos construyendo pero hay que competir y tenemos con qué ganar», asegura el preparador argentino.En Fuenlabrada debutó Prigioni como baloncestista en la Liga española (1999-2000). «No podemos seguir perdiendo», afirmó categórico Marcelinho Huertas tras caer en Creta. Triunfos necesarios para poner punto final al peor arranque de campaña desde 2014, cuando el Baskonia de Marco Crespi acumuló un 0-3 en los primeros compases de la contienda doméstica.

La sorpresa

Al reto de dar un giro de 180 grados a la dinámica de los últimos partidos se suma la dificultad de que el de hoy es el tercer encuentro que los alaveses disputan a domicilio. El Baskonia ha recibido sus tres derrotas fuera del pabellón de Zurbano y en esta ocasión visita a un Montakit Fuenlabrada en racha.

Los de Néstor García han igualado su mejor arranque liguero con tres victorias consecutivas. Algunas logradas, además, ante rivales de envergadura como el Unicaja, al que lograron dominar en diversos momentos del partido y dejaron en 69 puntos (77-69), y dos equipos que el año pasado estuvieron presentes en el ‘play off’ de la Liga, el MoraBanc Andorra y el Bilbao Basket. Un equipo modesto que puede presumir de contar con el mismo balance que grandes de la ACB como el Real Madrid, Barcelona, Valencia o Gran Canaria.

El secreto del Fuenlabrada pasa por buenas defensas combinadas con jugadores ofensivos como Christian Eyenga o Marco Popovic y una gran sintonía grupal, como expresó el escolta mexicano Francsico Cruz. «Es fundamental defender como hicimos el domingo pasado», destacó el jugador, al tiempo que subrayó la unidad del vestuario madrileño. «Somos un equipo muy unido, sabemos que si jugamos juntos vamos a ganar», advirtió.

Fotos

Vídeos