«No fuimos capaces de tener la cabeza fría para cerrar el partido»

Prigioni da órdenes a sus jugadores en el Palau. /Alejandro García
Prigioni da órdenes a sus jugadores en el Palau. / Alejandro García

Prigioni, en su debut oficial como entrenador, asume que fueron los errores propios la causa de que se «escapara» el duelo en el Palau

OLATZ ALONSO

El debut oficial de Pablo Prigioni como entrenador del Baskonia no tuvo el mejor desenlace, escapándose la victoria en los últimos minutos. El argentino asumió la responsabilidad de su equipo en la derrota, especialmente por las pérdidas que permitieron a los blaugranas dar la vuelta al partido. «No fuimos capaces de tener la cabeza fría para cerrarlo mejor», resumió el técnico azulgrana.

Los baskonistas llegaron a Barcelona conscientes de que «podía pasar de todo» y finalmente en el Palau se desarrolló un encuentro según lo previsto, «disputado» entre dos equipos con importantes bajas. Pero eso no impidió a los vitorianos llevar la iniciativa. «Hemos controlado el ritmo como queríamos, poniendo en problemas al Barcelona», valoró Prigioni. «Teníamos el juego en el punto que queríamos, sobre todo faltando 4 o 5 minutos, pero no fuimos capaces de tener la cabeza fría para cerrarlo mejor», lamentó el argentino.

El entrenador achacó la derrota a errores propios que dejaron la puerta abierta a que los de Sito Alonso tuviesen la oportunidad de pelear por el triunfo. «Teníamos 4 o 6 puntos de ventaja en el momento clave pero nuestras pérdidas les propiciaron un par de ataques rápidos que les metieron en el partido», expuso Prigioni. Fallos a lo que se sumaron «algunas situaciones difíciles de los árbitros», «entendibles» para el azulgrana.

«Mucho potencial»

El entrenador del conjunto alavés cree que la «interpretación» de la nueva normativa respecto a las faltas antideportivas no será «fácil» para los árbitros. «Desde mi perspectiva no lo era, no sé lo que era desde la de los árbitros, es una regla un poco con truco», consideró el técnico, que no por ello echó balones fuera. «No hemos perdido por eso, pero sí que nos ha hecho daño porque estábamos en ese momento en que podíamos decidir el juego y creo que nuestras pérdidas de balón nos condenaron», apuntó Prigioni.

El técnico aseguró percibir «mucho potencial» y «mucho recorrido» en el grupo que ha de dirigir desde el banquillo los próximos meses. «Me gustaría que fuésemos un equipo en el que da igual quién no esté, que siempre juegue buen baloncesto y salga a ganar», comentó el argentino. Consideró que él mismo debe «mejorar como entrenador», sin querer dar más detalles de cómo está viviendo su nuevo rol en el equipo.

Por su parte, Sito Alonso destacó dos aspectos claves de la primera victoria de la temporada. Por un lado, «la garra» de algunos jugadores, «especialmente cuando el partido estaba perdido», y el ambiente en el Palau, a pesar de no estar muy «conjuntados a nivel táctico y grupal en ataque y defensa» en algunos momentos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos