Baskonia | Euroliga

Carrera de obstáculos

La baja de Jayson Granger eleva a cinco los jugadores con los que no podrá contar Pedro Martínez en el Mediolanum. /Rafa Gutiérrez
La baja de Jayson Granger eleva a cinco los jugadores con los que no podrá contar Pedro Martínez en el Mediolanum. / Rafa Gutiérrez

La baja de Granger eleva al máximo la dificultad de la visita a Milán para un Baskonia en buena línea

IÑIGO MIÑÓN

El Baskonia viaja a Milán sorteando obstáculos. Barreras en forma de lesiones. El último en caer ha sido Jayson Granger, que eleva a cinco las bajas de Pedro Martínez en el Mediolanum (20.45 horas), junto a las habituales de McRae, Garino, Diop y Malmanis. El base uruguayo ya había dado la voz de alarma y su tobillo ha dicho basta. Estaba jugando condicionado por el dolor y tiene que parar. De momento, este partido. «Pendiente de evolución para determinar su participación en los próximos encuentros oficiales», puntualiza el club, con el duelo ante el Barcelona a la vuelta de la esquina, en apenas dos días, en ese frenético calendario que propone la Euroliga.

«Estamos exigiendo mucho a los jugadores, mental y físicamente. Y cuando tienen problemas físicos que no son de baja es un problema, porque la competición no para. Ni el club ni el jugador quieren parar, salvo que sea obvio, y no queda otra que aguantar», había apuntado el entrenador baskonista antes de que fuera oficial la baja del director charrúa. La quinta baja actual y la séptima pieza baskonista que se pierde un partido, junto a Shengelia y Beaubois, que empezaron el curso renqueantes. Un acumulado de 45 partidos de baja en 23 citas oficiales. «Estamos entrenando peor de lo que me gustaría por la falta de efectivos», asume el técnico.

Sin que sirva de excusa, como recalca siempre que golpea a la plantilla un contratiempo médico. Ni siquiera cuando pierde a su mejor asistente (6), su segundo jugador más valorado (12,6) por detrás solo de Shengelia... Su base titular, que disputa 25 minutos por encuentro. El Baskonia pierde hoy en ataque, puntos y dirección, y en defensa, potencia física para armar el primer dique de contención. Fundamental cuando enfrente hay un rival que «por fuera tiene jugadores pequeños que son difíciles de defender, muy creativos y con mucha capacidad de anotación».

Huertas y Vildoza

Pedro Martínez se refiere a Goudelock (13,3 puntos), Theodore (12,4), Jerrells (12,2)... Casi la mitad de los puntos lombardos llegan de ese triángulo de ‘bases-escoltas’ que dan dinamismo al ataque de Pianigiani, secundados por Micov en una batería exterior peligrosa (10,2). Turno para el liderazgo de Marcelinho Huertas, que está disputando solo 16 minutos por encuentro en la Euroliga, viene de un mal partido en Estambul (-6 de valoración) y debe corregir la irregularidad que está marcando su juego.

Y para Luca Vildoza, el tercero en discordia, que apenas está teniendo protagonismo con Pedro Martínez. Si con Pablo Prigioni se quedó inédito en dos de los nueve partidos, con el entrenador catalán se ha quedado sin jugar en más de la mitad (8/15) y cuando salta a cancha su cuota de participación no llega a los cuatro minutos. El argentino ha demostrado talento y desparpajo, pero aún le faltan la continuidad y el ritmo que demanda la Euroliga. Hoy, como segundo base, está ante su primer gran reto particular de la temporada.

El grupo como premisa

Turno, en cualquier caso, para la versión más coral de un Baskonia en buena línea. Es el camino marcado desde la llegada de Pedro Martínez: el grupo por encima del individuo, aunque nadie dude del liderazgo de Shengelia y en las últimas jornadas haya crecido notablemente el protagonismo de Vincent Poirier, decisivo en el triunfo ante el Efes. «Necesitamos a todos, todos van a ser importantes y todos van a tener su momento», subraya el entrenador azulgrana, consciente de que, en este marco de bajas acumuladas, las nueve piezas disponibles del primer equipo deben dar un paso adelante para paliar las posibles carencias que éstas ocasionan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos