El día de la confirmación

Poirier tuvo una actuación notable ante el Panathinaikos/Jesús Andrade
Poirier tuvo una actuación notable ante el Panathinaikos / Jesús Andrade

El Baskonia desafía a la solidez del Unicaja en Málaga para seguir recuperando sensaciones y buscar un triunfo que aclare su situación clasificatoria en la ACB

IÑIGO MIÑÓN

El Baskonia quiere confirmarse en Málaga (18.30 horas). No es la visita idónea, ya que el Unicaja solo ha perdido uno de sus trece últimos encuentros en fase regular de la ACB, pero el jueves el conjunto de Pedro Martínez se demostró a sí mismo y a los rivales que puede competir y ganar a adversarios de nivel Euroliga y hoy busca sensaciones y números en el Martín Carpena. Las primeras deben ir de la mano de una necesaria mejoría paulatina, que pasa, fundamentalmente, por poner el talento individual al servicio del grupo y mantener la continuidad durante más minutos; los segundos, que suelen ser consecuencia de lo anterior, son necesarios para enderezar el rumbo liguero y no perder de vista el primer objetivo en la competición, que no es otro que superar el corte de la Copa del Rey. Hay margen de reacción, pero hay que sumar victorias ya para no complicar la meta.

Pedro Martínez sigue sin poder contar con Jordan McRae -ya jugó sin él el jueves- y el club ha reactivado a Matt Janning en la Liga ACB para cubrir la baja del escolta procedente de los Cavaliers. En el capítulo de nombres propios está la incógnita del juego interior azulgrana: si en el primer partido del técnico catalán Poirier no disputó ni un minuto, ante el Panathinaikos fue el pívot más utilizado, con una actuación notable. El reto es recuperar para la causa a Voigtmann, perdido en la zona desde la segunda mitad de la pasada temporada.

En la batería exterior, sostenido el estado de gracia de Beaubois y la potencia de Granger, deben dar un paso adelante jugadores como Timma y Marcelinho Huertas. «No estamos siendo regulares. A nivel defensivo hemos subido la agresividad y se nota, pero en ataque falta que muchos de nosotros estemos al nivel que podemos estar. Espero que sea pronto», dice el brasileño.

Con Waczynski

En el Unicaja también hay cambios. El club andaluz ha incluido en su ‘roster’ para este partido al escolta Dragan Milosavljevic, que entra por el base Morayo Soluade. Se quedarán sin vestir de corto el canterano y Dejan Musli, que no entra en los planes de Plaza y aún no se ha estrenado en la Liga. Sí estará Adam Waczynski. El polaco no pudo finalizar el partido de la Euroliga en la pista del Efes después de sufrir un fuerte golpe en la nariz, que le dejó sangrando en el suelo, pero no sufre lesión ósea y podrá ser de la partida.

El conjunto malagueño, con dos victorias más que los vitorianos, se aferra a su poderío en casa -ha ganado sus tres partidos domésticos- y una confianza reforzada por el triunfo en Estambul para propinar una estocada clasificatoria a un rival directo. La amenaza exterior de Nedovic y el poderío interior de Brooks, Augustine y Shermadini exigirán la mejor versión azulgrana.

Fotos

Vídeos