Una coraza ignífuga

Una coraza ignífuga

El Baskonia escapa de las llamas que azuzó el Andorra hasta el último instante y vuelve a salir indemne de un desenlace taquicárdico

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

No hay incendio que consiga reducir a cenizas al Baskonia, quizás el equipo más temible a la hora de jugarse un partido a cara o cruz en la recta final. Da igual que muestre síntomas de debilidad, que su energía decaiga o que el rival encuentre fisuras en los momentos críticos que le permitan entrever la opción del triunfo. El conjunto vitoriano va vestido con un traje ignífugo que le hace escapar de las llamas cuando más cerca están de sus órganos vitales. De la cancha del Anadolu Efes salió indemne después de una remontada fulminante en los tres minutos finales y también ha sido capaz de tumbar al MoraBanc Andorra en un final de ‘photo finish’.

El triunfo añade la sexta muesca consecutiva para los vitorianos en el torneo doméstico y confirma su escalada clasificatoria con el objetivo de hacerse con un puesto de cabeza de serie para la Copa del Rey. Se sacó adelante uno de esos duelos incómodos que llegan sin apenas margen de recuperación tras el reciente esfuerzo continental. Si en Turquía el Baskonia fue un grupo sin un claro rendimiento coral, pero con una capacidad de supervivencia fuera de toda duras, en el Principado volvió a refrendar su versión más efectiva en materia de resultados.

94 Andorra

(8).

97 Baskonia

97 (21-21- 27-28): Marcelinho (8), Beaubois (21), Shengelia (20), Timma (0), Poirier (14) -cinco inicial- Voigtmann (7), Janning (3), Granger (14), Jones (10).

Árbitros
Cortés, García Ortiz y Sacristan. Eliminados: No hubo Pista: Poliesportiu d'Andorra, con 4.450 espectadores.

La escuadra azulgrana se sigue exprimiendo al máximo, con algunos casos individuales de rendimiento discutible y momentos de desconexión marcada. Sin embargo, su imagen global sigue siendo la de un equipo siempre presente, dotado de un espíritu encomiable para sobreponerse al cansancio o a la pesadez de piernas. El desenlace del duelo en la cancha del MoraBanc Andorra fue azaroso hasta el extremo. El tiempo se agotó después de que Jaka Blazic errara un lanzamiento triple lejano que podría haber forzado la prórroga. El intento del esloveno, ya con la presión del reloj apretando, llegó después de que Matt Janning errara dos lanzamientos libres para resolver el choque con un 94-97 en el marcador a dos segundos del cierre.

Una estampa insólita, la protagonizada por quien quizás sea el lanzador más efectivo de la plantilla que maneja Pedro Martínez. El caso es que, instantes antes de que Janning se apostara tras la línea de 4,6 metros, la escuadra azulgrana había mostrado la suficiente gama de acciones rotundas y desatenciones flagrantes como para convertir el epílogo en una intriga angustiosa. Los azulgranas parecían sacar la cabeza tras situarse con un 85-90 con tres minutos aún por jugar. Sin embargo, el MoraBanc Andorra sacó partido de los errores azulgranas, sus pérdidas de balón y la falta de una reserva de fuerza consistente para aquilatar su defensa.

Los de Peñarroya lograron entrar en el último minuto por delante en el luminoso (94-92). La buena estrella azulgrana parecía declinar hasta que un acierto de Shengelia en el triple, el flanco más inestable de su amplio repertorio ofensivo, devolvió la ventaja a los azulgranas a falta de 38 segundos (94-95). La presión volvía a apretar al anfitrión en una posesión en la que debía anotar, pero en la que no encontró nada más que un rotundo tapón de Vincent Poirier sobre Przemek Karnowski. Con una ‘chapa’ limpia y estremecedora, el héroe de Estambul le pasó al polaco la cuenta de buena parte de las canastas anotadas en el poste bajo durante todo el cuarto final, un pulso en el que el baskonista se vio obligado a economizar su ímpetu debido a la acumulación de faltas. El balón volvió a manos del conjunto azulgrana y Jayson Granger abría el cielo con dos tiros anotados que elevaban la renta a 94-97 a falta de 19 segundos. El MoraBanc Andorra aún pudo gastar un cartucho más. Incluso se lo puso fácil el Baskonia tras concederle una opción liberada de triple con la que no acertó Jaime Fernández. Matt Janning alargaría un tanto más la incertidumbre y Jaka Blazic no podría alargar con una prórroga la estancia del Baskonia en el Principado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos