Duelo contra las circunstancias

Jānis Timma en un partido previo contra el Joventut/Jesús Andrade
Jānis Timma en un partido previo contra el Joventut / Jesús Andrade

El Baskonia se exige el triunfo en la visita al Joventut, colista de la ACB, con las importantes bajas de Granger y Shengelia por precaución

IÑIGO MIÑÓN

El Baskonia está en buena dinámica. Le avalan tres victorias consecutivas: Khimki y Valencia en Euroliga y Zaragoza en Liga ACB. Cinco seguidas en la competición doméstica, en la que el conjunto vitoriano persigue esa segunda plaza que le daría el factor cancha en los ‘play off’ hasta una hipotética final. Hoy busca la sexta en Badalona (12.30 horas), en la cancha del colista, el Joventut. Una empresa sencilla, a priori. Pero el conjunto vitoriano se enfrenta a un rival necesitado y a sí mismo, a esa sensación de superioridad que solo vale en la teoría.

Y a las bajas. Pedro Martínez no podrá contar en la pista verdinegra con dos jugadores fundamentales en sus esquemas, Jayson Granger y Tornike Shengelia. Ausentes «por precaución», según informa el club. El base uruguayo arrastra molestias por una bursitis en el tendón de Aquiles y el capitán sufre una contusión en el bíceps femoral del muslo izquierdo. «La evolución en los próximos días de ambas dolencias determinará su disposición para los próximos encuentros», informa la entidad azulgrana, aunque parece improbable que se pierdan el fundamental duelo continental del jueves ante el Zalgiris.

Va a ser un Baskonia raro, puesto que Shengelia solo se ha perdido un partido en toda la temporada, el del estreno liguero contra el Barcelona -derrota- y Granger también se ha ausentado únicamente en uno, en Milán -derrota-. Turno para Vildoza y un enrachado Marcelinho Huertas en la dirección; y para Malmanis en una rotación interior que, a priori, tendrá en Voigtmann el sustituto del georgiano en la posición de ala-pívot.

Futuro incierto

Enfrente, el colista de la ACB, un Joventut que refleja en la cancha sus penurias económicas e institucionales, con su futuro pendiente de un hilo. El 22 de marzo, la Penya tiene fijada una junta extraordinaria en la que, de no haber conseguido liquidez, podría acordar su disolución. En el capítulo deportivo, las cosas tampoco pintan bien para este clásico del baloncesto español. Son ya nueve las derrotas consecutivas que encadenan los verdinegros, las dos últimas con Carles Durán, que se hizo cargo del equipo el pasado 8 de febrero en sustitución de Diego Ocampo.

Al frente, viejos conocidos del baskonismo como Sergi Vidal, un veterano que sigue tirando del carro con 8,5 puntos por partido, y Laprovittola, que en los cuatro partidos que ha disputado con la camiseta verdinegra promedia 16,5, ejerciendo de referente anotador. «Es importante que cada uno aporte algo más, yo el primero», dice el base argentino, que a nivel personal se encuentra «muy a gusto desde el primer día» en Badalona. «Solo necesitamos ganar un partido», precisa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos