Baskonia - Obradoiro

Hacia la estabilización doméstica

Voigtmann lucha en la zona para hacerse con un rebote. /Blanca Castillo
Voigtmann lucha en la zona para hacerse con un rebote. / Blanca Castillo

El Baskonia busca un triunfo ante un consistente Obradoiro para apuntalar su situación clasificatoria en la carrera por un puesto en la Copa del Rey

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Han pasado dos semanas desde que el Baskonia venció en la cancha del San Pablo Burgos por un contundente 76-100 que le permitía alcanzar la séptima plaza de la tabla ACB y pisar por primera vez desde el arranque de campaña el territorio que comprende entre el primer y octavo puesto. Desde entonces, pasaron el triunfo en la cancha del Estrella Roja y la derrota del pasado jueves en el Buesa Arena ante un Fenerbahce dominante. La escuadra azulgrana retoma este mediodía la competición doméstica para recibir a un Obradoiro que comparte con el Fuenlabrada el sello de equipo revelación del presente curso. Con siete triunfos en su casillero, dos más que los azulgranas la escuadra gallega contempla el panorama desde la cuarta posición, metido de pleno en la refriega por hacerse con un puesto para disputar la próxima edición de la Copa del Rey.

La fase regular llega a su décima jornada y el Baskonia aspira a estabilizar su posición clasificatoria. El listado de bajas es similar al de los últimos partidos, con Jordan McRae, Ilimane Diop y Patricio Garino aún en fase de recuperación. Mientras, Kevin Jones es incluido en la lista de inscritos después de un buen debut ante el equipo de Obradovic. Los azulgranas regresan al Buesa Arena dolidos tras el último tropiezo continental, aunque Pedro Martínez apuesta por «perseverar en lo que estamos haciendo en los partidos y los entrenamientos de forma que los resultados no nos alejen de la idea que queremos desarrollar tanto en lo individual como en lo que colectivo».

Respeto al rival

Cuestión de firmeza, sean cuales sean los precedentes. Al fin y al cabo, hay un aliciente clasificatorio en el duelo de hoy, pero también un oponente respecto del cual el preparador azulgrana está más que prevenido. «Nada es casualidad. Si están con siete victorias es porque están haciendo las cosas muy bien», recuerda. El Obradoiro llega a la capital alavesa con una racha de cinco victorias consecutivas. El milagro de la escuadra compostelana toma cuerpo en un primer tramo de temporada en el que tan solo ha fallado en los momentos de caza mayor. Sus dos derrotas se han registrado en las canchas de los dos equipos de Euroliga contra los que se han enfrentado hasta ahora, con un 80-67 frente al Valencia Basket y un 102-58 en el feudo del Barcelona.

El Baskonia será el tercer gigante al que se medirá el Obradoiro mientras Pedro Martínez confía en que a sus jugadores no les dé por despreciar al Obradoiro. «No valorar a los rivales por su nombre es un error que espero que no cometa el equipo. Nadie les ha regalado nada para estar donde están. Será un partido muy complicado contra un conjunto que va por delante en la clasificación porque ha hecho las cosas muchísimo mejor que nosotros en lo que va de Liga ACB», recuerda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos