Baskonia

Granger, el dolor que viene y va

Jayson Granger se esfuerza por liberarse de la defensa de Sasu Salin en el primer duelo de cuartos. /Rafa Gutiérrez
Jayson Granger se esfuerza por liberarse de la defensa de Sasu Salin en el primer duelo de cuartos. / Rafa Gutiérrez

El base no entrenó ayer por molestias en su tobillo, aunque el club confía en que pueda volver al trabajo el fin de semana

Carlos Pérez de Arrilucea
CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

El Baskonia asume que, de momento, Jayson Granger es un jugador con demasiadas complicaciones como para aportar algo con cierta regularidad al juego del equipo. Las molestias en su tobillo izquierdo siguen recordándole que hay un asunto médico pendiente en dicha articulación. Su voluntad es la de ayudar en lo que sea al conjunto azulgrana en un intervalo crucial como son los 'play off' de la Liga ACB. Sin embargo, sigue sin poder adquirir una mínima rutina de trabajo debido a un dolor que va y viene, el mismo que se agudiza o mitiga dependiendo del día, pero que no termina de desaparecer.

El director de juego uruguayo se vio obligado a guardar descanso durante la jornada de ayer. Fue el primer día de entrenamiento colectivo desde que el Baskonia certificara su pase su pase a semifinales el pasado martes en la cancha del Unicaja. El día siguiente a la victoria sirvió para una serie de sesiones voluntarias en las que predominaron los planes de recuperació física tras el esfuerzo desplegado en la serie de cuartos. Ayer, la plantilla azulgrana estaba citada en la cancha principal de la ciudad deportiva baskonista. Primer entrenamiento rutinario tras superar a los andaluces y Jayson Granger que no pudo participar, tal y como se apuntó desde la entidad azulgrana.

Las claves

Convivir con el dolor
El jugador sigue sin poder adquirir una rutina mínima de trabajo debido a una dolencia que perdura
Tres para el puesto de base
Su presencia en los cuartos se vio muy reducida mientras Huertas y Vildoza mostraban su buen tono

El jugador de Montevideo volvió a parar y es una incógnita si podrá reintegrarse al grupo durante las sesiones de trabajo de hoy. En cualquier caso, desde el Baskonia se manifestaba ayer tarde a la confianza en que Granger pueda subirse de nuevo al tren de los entrenamientos durante el fin de semana. Es el plan que se desea, con vistas a poder contar con él de cara al primer partido de la eliminatoria de semifinales, que arrancará el lunes a las nueve de la noche en el Buesa Arena. El rival no se conocerá hasta hoy, después de que el Barcelona y el MoraBanc Andorra diriman sus diferencias en el Palau blaugrana.

Presencia mínima

La disponibilidad de Granger en la segunda ronda de los 'play off' queda a expensas de su evolución médica durante los próximos días. En el cruce con el Unicaja, ha ejercido un papel muy secundario, aunque el equipo azulgrana no ha necesitado forzar su presencia en el puesto de base ante el buen tono mostrado por Marcelinho Huertas y Luca Vildoza. En el primer duelo ante los andaluces, disputó casi doce minutos con una aportación de 6 puntos y 1 rebote. Durante el segundo partido en Málaga, fue presencia en cancha fue fugaz. Poco más de un minuto en el cierre del segundo cuarto. Sin tiempo apenas para manchar algún apartado de su estadística.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos