Baskonia

Granger: «Sigo con molestias, pero llegan los 'play off' y hay que ayudar al equipo»

Granger intenta desbordar a Nick Spires, del Obradoiro. /P. Santos
Granger intenta desbordar a Nick Spires, del Obradoiro. / P. Santos

El base uruguayo subraya la trascendencia del primer duelo de la eliminatoria contra el Unicaja, «el que marca el ritmo de la serie»

CARLOS PÉREZ DE ARRILUCEA

Entre parones, descansos impuestos por prescripción médica y sesiones de recuperación, Jayson Granger acumulaba «casi dos meses» sin poder mantener una rutina normal de entrenamientos con el resto de sus compañeros. Ese era el cálculo que realizaba el base uruguayo en declaraciones emitidas por el Baskonia. De vuelta al fragor de la competición durante el duelo en la cancha del Obradoiro, el timonel azulgrana reconocía que los dolores no han huido de su tobillo izquierdo. «Todavía sigo con molestias, pero vienen los 'play off' y hay que intentar ayudar al equipo en lo que pueda», manifestó.

Toca recuperar sensaciones lo más rápido posible y cruzar los dedos para que no asome el fantasma de una recaída. Granger reconoce que hay ganas de 'play off', el último gran momento de la temporada, con el título liguero en juego. El primer plato en cuartos no es una minucia. Llega al Buesa Arena un Unicaja que sestea en última recta del curso, pero con calidad suficiente en su plantilla como para conjurar la redención. Para Granger, se trata de un rival «muy complicado». Con pasado en las filas cajistas, también conoce el grado de motivación del plantel andaluz cuando se trata de medirse a los vitorianos. «He estado en esa casa y conozco esa intensidad y ese pique que hay con el Baskonia. Ellos van a ir a por todas, como nosotros», avisa.

El formato corto de la serie de cuartos, al mejor de tres partidos, relativiza el peso del factor cancha, a favor del Baskonia. Sin embargo, Granger carga las tintas sobre la importancia de llevarse el primer encuentro, el de mañana, y marcar la pauta. «Tenemos que dar ese golpe en la mesa desde el primer minuto, marcar el ritmo al que jugamos en casa. El primer partido es fundamental, el que marca la serie. Unicaja es un equipo que siempre se crece ante las adversidades y hay que estar preparado en todo momento», recuerda Granger, también consciente del importante peso del 'sexto hombre', la afición del Buesa Arena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos