Baskonia

«Intentaré ser la voz de Pablo dentro del campo», sostiene Huertas

Huertas comparece en rueda de prensa junto al director deportivo, Félix Fernández. / Igor Aizpuru

El nuevo base azulgrana afronta con ilusión su segunda etapa como director de juego del Baskonia

NURIA NUÑO

Fue el pasado 25 de julio cuando el Baskonia anunció el fichaje de Marcelinho Huertas. Sin embargo, no ha sido hasta este miércoles, casi un mes después, cuando el base italo-brasileño ha comparecido en la sala de prensa del Buesa Arena para presentarse como nuevo jugador azulgrana.

Huertas retorna al club vitoriano con 34 años, y tras jugar dos temporadas en la NBA, para ofrecer su experiencia y visión de juego a la afición baskonista, ante la que ya mostró dos de sus mejores años como base en Europa antes de poner rumbo a la Ciudad Condal para fichar por el F.C. Barcelona. Allí completó cuatro campañas hasta que los Lakers llamaron a su puerta.

Tras la salida de Shane Larkin a los Boston Celtics, el base regresa a la capital alavesa con ilusión y como una pieza importante del nuevo Baskonia, en el que se tendrá que repartir los minutos del puesto de director de juego con Jayson Granger y Vildoza. Durante su presentación oficial, Huertas ha recalcado que vuelve dispuesto a darlo todo en la cancha. «En esencia, soy el mismo jugador, tengo más años pero físicamente creo que me encuentro mejor ahora que en los dos años que estuve aquí con Dusko (Ivanovic)», ha subrayado. «Han cambiado algunas caras pero la ambición y las aspiraciones del club son las mismas», ha añadido Huertas, que lucirá el número 9 en su camiseta.

Respecto a su rol en el equipo, el nuevo base azulgrana ha sido contundente: «intentaré ser la voz de Pablo dentro del campo. Ser el cerebro del equipo mientras esté en la pista». En este sentido, Huertas ha mostrado su admiración por el técnico baskonista, al que le une una gran amistad. «Nos parecemos mucho en muchos aspectos. Confío en él. Con otro entrenador debutante me hubiera costado más decidir venir, pero ha tenido mucho peso para que esté hoy aquí. Pongo la mano en el fuego por él», ha apostillado.

De forma paralela, el italo-brasileño se ha mostrado muy ambicioso de cara a esta nueva temporada en el Baskonia. «Siempre he aspirado a lo máximo. Haré lo posible y lo imposible para que el equipo vuelva a ganar un título», ha manfiestado.

Fotos

Vídeos