Euroliga

Josean Querejeta: «Yo quería que tocara el Fenerbahce»

Rodrigue Beaubois se abre paso entre los dos pilares del Fenerbahce, Kostas Sloukas y Luigi 'Gigi' Datome. /Tolga bozoglu
Rodrigue Beaubois se abre paso entre los dos pilares del Fenerbahce, Kostas Sloukas y Luigi 'Gigi' Datome. / Tolga bozoglu

El presidente de Saski Baskonia desvela que deseaba enfrentarse a los turcos en el 'play off' de la Euroliga y que tiene «una gran ilusión por ir a la Final Four de Belgrado»

SERGIO EGUÍA

«Se lo dije al mánager general del Fenerbahce en una reunión de Euroliga en la que coincidimos hace unos meses. Yo os quiero a vosotros en el cruce del 'play off'. Y eso es lo que hemos logrado», desveló ayer Josean Querejeta durante la presentación oficial de Kirolbet como nuevo patrocinador oficial del equipo. Fue la única cuestión que no tuviera que ver con el acuerdo comercial que se aceptó en la sala de prensa del Buesa.

El presidente de Saski Baskonia añadió que tiene «una gran ilusión por ir a la Final Four de Belgrado». Se le notó confiado en las posibilidades de su equipo. Quizá era una voz de ánimo a su tropa. Tornike Shengelia y Marcelinho Huertas estaban sentados entre las periodistas, a la espera de saltar a la cancha en su improvisado rol de modelos publicitarios.

-¿El vestuario también quería al Fenerbahce?

-Nosotros lo que queremos es jugar.

Fue la respuesta de Huertas mientras Shengelia ponía cara de póker.

«La clasificación dejó claro a qué nos enfrentamos», añadió Querejeta. «El Fenerbahce terminó segundo la liga regular y nosotros séptimos. Eso es lo que nos separa. Pero estas son las situaciones que nos gustan, las oportunidades que uno quiere tener, ¿no? Jugar por clasificarte para una Final Four es una cosa muy especial. Es algo que todos queremos, que todos los jugadores quieren».

Tampoco tiene sentido salir derrotado a la cancha. Un recinto deportivo es uno de los lugares del mundo en el que más posibilidades tienen los humildes de imponer su voluntad a los potentados. El parqué iguala a todos. Al punto que el dirigente alavés recordó a los turcos que «somos un adversario complicado. Competimos siempre. No vamos a conceder nada, a dar nada por sentado. Lucharemos en cada partido de la serie». El premio es grande. «Me encantaría poder ir a la Final Four otra vez», insistió.

La serie contra los de Zeljko Obradovic arrancará el próximo miércoles, a las 19.15 horas, en el Ulker Sports Arena de Estambul. Ahora, la participación de Jayson Granger en ese encuentro es duda por su esguince de tobillo. No obstante, salvo desgracia en algún entrenamiento o en el encuentro de ACB de este domingo contra Iberostar Tenerife (Buesa Arena, 12.30 horas), el resto de la plantilla estará a disposición de Pedro Martínez. Janis Timma, el último lesionado del grupo, se mostró completamente recuperado en la Fonteta. Quizás Huertas y Shengelia no han alcanzado el estado de forma anterior a sus respectivos percances, pero sin problemas físicos, para el Baskonia será un aliciente la eliminatoria, no solo por vencer sino también por recuperar el nivel deportivo que maravilló por momentos.

Revalidar el título

El Fenerbahce llega al que será el primer cruce de cuartos de final de la historia entre los dos equipos con todos sus integrantes dispuestos a revalidar el título logrado la temporada pasada. Eso sí, primero deberán lograr el pase a la Final Four.

Un acontecimiento deportivo, en cualquier caso, que, como cree Querejeta, aún está lejos de la capital alavesa. «No veo que la Final Four de Vitoria esté hoy más cerca de lo que estaba ayer». Cauto. No quiere castillos en el aire. Por ahora, el presidente baskonista ve más posible cobrar la apuesta (25 a 1) que ofrece Kirolbet si el Baskonia sale campeón de la Euroliga esta temporada que un hipotético envite a que Vitoria sea la elegida como sede de la final a cuatro para 2019 o 2020. No le anima el que se conociera ayer que Moscú pierde opciones para acogerla el próximo año.

La candidatura de Vitoria sigue sobre la mesa, de todos modos. Y si el equipo de Zurbano puede ganar a los actuales campeones continentales -y con el factor cancha en contra-, no hay razón por la que la capital alavesa no pueda superar a otras grandes urbes en su empeño por dar forma a un sueño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos