Baskonia

«Los jugadores han creído en la victoria», destaca Pedro Martínez

Martínez, durante el encuentro disputado en Estambul. /Tolga Bozoglu
Martínez, durante el encuentro disputado en Estambul. / Tolga Bozoglu

El entrenador baskonista elogia la «fe» que mostró el equipo en el tramo final, cuando supo «mover bien la pelota bajo presión»

E. C.

«Esto es baloncesto». Fue la primera reflexión de Pedro Martínez en la sala de prensa. La inicial explicación a una victoria que primero parecía encarrilada, después perdida y al final se vistió de azulgrana con toda la angustia de un marcador apretado y dos tiros libres decisivos. «Tengo que felicitar a mis jugadores porque ellos creyeron en el triunfo. Lo mejor ha sido la fe que han tenido en poder conseguirlo», apuntó el entrenador baskonista.

Después de «ser mejores durante 26 minutos», el conjunto vitoriano pasó «un momento malo entre el final del tercer cuarto y el principio del último». De ganar por diez puntos (47-57) a perder por nueve (74-65). «Pero creímos y jugamos mejor en defensa en los últimos seis minutos, haciendo las cosas con seriedad y peleando por las opciones que teníamos. Cuando pasamos la pelota somos mejor equipo y bajo presión, con ocho o diez puntos de desventaja, tuvimos una buena circulación y conseguimos una victoria muy importante», subrayó el técnico azulgrana, encantado con la «buena concentración» que demostraron los suyos en el Sinan Erdem.

Personificada en Vincent Poirier, autor de los dos tiros libres decisivos, que «no eran fáciles» en una situación de tanta tensión. «Ha estado muy bien también con los rebotes ofensivos». El pívot francés no quiso personificar en nadie la victoria y destacó el apartado colectivo de tan valioso triunfo. «Sabíamos que iba a ser un partido muy difícil y tuvimos que estar listos en la ‘pintura’ para controlar los rebotes. Hemos tenido momentos malos y cometido algunos errores en defensa, pero reaccionamos a tiempo para ganar gracias a nuestra mentalidad», destacó el Poirier, la estrella de la noche.

Perasovic, contrariado

En el banquillo local, Velimir Perasovic lamentó la inconstancia de los suyos. «Es una gran pérdida para nosotros, es el tercer partido que perdemos en casa en los últimos segundos», apuntó el entrenador croata. Ya le pasó al Anadolu Efes ante el Unicaja (74-79) y el Panathinaikos (81-82). «Hemos tenido ocho puntos de ventaja en el último cuarto, pero no hemos sabido mantenerla. Empezamos mal, jugamos bien en el tercer cuarto, con ataques rápidos, pero al final no encontramos el mismo ritmo y eso fue clave».

Después de doce jornadas disputadas en la Euroliga, el conjunto turco solo ha sumado tres victorias, con nueve derrotas que le dejan en la zona más baja de la clasificación, a tres triunfos del ‘play off ‘ y del propio Baskonia, que pone tierra de por medio con la escuadra de Perasovic. La próxima cita para el Anadolu Efes es en la cancha del Khimki.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos