Martínez: «Entiendo la decepción, pero no puede durar mucho porque hemos dado el máximo»

Pedro Martínez, durante el partido./El Correo
Pedro Martínez, durante el partido. / El Correo

«Más allá de la decepción por haber perdido, hay que reconocer que el rival ha sido mejor», ha subrayado el técnico del Baskonia

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

La derrota en el cuarto partido no le impedía a Pedro Martínez sentir un enorme orgullo por el nivel y el esfuerzo que mostraron sus jugadores. Al técnico baskonista le tocó levantar el ánimo del vestuario, muy golpeado tras creerse el papel de aspirante con el triunfo en el primer encuentro en Madrid. Los jugadores azulgranas apenas podían alzar la mirada del suelo una hora después de que la campaña pusiera la guinda más amarga. Lógico. El entrenador catalán lo entendía y respetaba el inevitable trance, pero advirtió de que a la hora de realizar una reflexión más profunda, la rabia y la frustración no deberían tener cabida en el recuerdo del subcampeonato.

«Más allá de la decepción por haber perdido, hay que reconocer que el rival ha sido mejor. Y eso es lo mejor para superar la frustración, porque justo después debes preguntarse si has dado tu máximo. Cuando la respuesta es afirmativa, y estoy seguro de que en este caso lo es, lo único que puedes hacer es pensar qué hacer para estar a su nivel», reconoció Pedro Martínez, quien tomó la palabra justo después de un dolido Shengelia. «Puedo entender la decepción, como en este caso la de 'Toko', pero no debería durar mucho», aseguró el técnico catalán, muy satisfecho de la temporada de sus hombres en su conjunto.

A pesar de que el entrenador baskonista evitó poner excusas, reconoció que la lesión de Voigtmann mermó el potencial de su equipo de forma considerable. «Al nivel del Real Madrid, nos ha faltado algo, porque necesitas el 100%. Y puede que ese algo estuviera en la lesión de Voigtmann. Era muy importante tener a ese jugador para abrir el juego y crearles los problemas que les generamos en los dos primeros partidos», lamentó Pedro Martínez, quien ensalzó la versatilidad y el liderazgo repartido de su verdugo.

«El Madrid ha sido superior y ha sido capaz de encontrar a un jugador diferente en cada partido. Un día fue Carroll, otro Thompkins, otro Rudy...», explicó el baskonista, quien admitió que no imaginaba una temporada tan brillante cuando se hizo cargo del equipo vitoriano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos