Martínez: «Nos ha faltado serenidad, sangre fría y suerte en los minutos finales»

Pedro Martínez marca jugada en el partido ante el Real Madrid en el Buesa Arena.- /Igor Aizpuru
Pedro Martínez marca jugada en el partido ante el Real Madrid en el Buesa Arena.- / Igor Aizpuru

El entrenador del Baskonia indica que hay que ser positivo, que hay detalles que mejorar y piensa «hay opciones de conseguir la Liga, lo creo sinceramente»

Iñigo Crespo
IÑIGO CRESPO

El Baskonia rozaba la segunda victoria de la final cuando las prisas y la precipitación le traicionaron. El equipo azulgrana vio cómo el Real Madrid se le acercaba de manera casi inevitable hasta que Jaycee Carroll lanzó un auténtico latigazo casi desde la esquina. El notable encuentro que protagonizaron los de Pedro Martínez se tambaleaba. Y las prisas por recuperar la renta o forzar la igualada en el último minuto terminaron de condenar a los vitorianos a un sprint final de campaña sin margen de error.

«Habíamos logrado una ventaja muy importante para el último cuarto, pero nos ha faltado serenidad, suerte y sangre fría en los minutos finales», reconoció el entrenador del Baskonia. El técnico catalán se quedó con la sensación de que el margen de mejora de su equipo es ya un tanto reducido por el gran nivel que ha alcanzado en la fase final del 'play off' por el título, lo que actúa como un arma de doble filo al mezclar la esperanza por tumbar al Madrid con la impotencia de que ni siquiera eso parece suficiente.

«Debemos mantener el espíritu crítico. Hay que ser positivo, por supuesto, pero hay detalles que debemos mejorar. Lo que no podemos hacer es caer en el desánimo y pensar que ya no podemos ganar la Liga. Claro que hay opciones de conseguirla, lo creo sinceramente», aseguró Pedro Martínez, quien admitió que sus jugadores se encontraban muy dolidos en el vestuario tras la derrota. «Estaban afectados, pero es normal que lo estén. Hay que descansar bien e ir a entrenar pensando que esto aún no está acabado», zanjó el preparador catalán.

Sobre la actuación de Voigtmann, que disputó más de veinte minutos de juego pese al esguince de tobillo que sufrió el viernes, el entrenador reconoció que tuvo que tirar más de lo previsto con el alemán por la acumulación de faltas de Shengelia. «Obviamente, ha forzado para llegar, pero nos ha ayudado», aseguró Pedro Martínez, quien no tuvo reproche alguno hacia el georgiano pese a la rapidez con la que se cargó de faltas. «Prefiero ir al límite y que te piten que estar compadreando y conceder canastas fáciles», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos