Baskonia

Martínez: «Es el partido que menos hemos competido, aunque salimos reforzados»

El técnico azulgrana, Pedro Martínez, observa un lance del partido. /Rafa Gutiérrez
El técnico azulgrana, Pedro Martínez, observa un lance del partido. / Rafa Gutiérrez

Con tono exigente, el técnico baskonista se muestra «dolido» por no haber jugado con más «dureza y físico en la primera mitad»

D. GONZÁLEZ

¿Cómo sintetizar en un par de frases seis meses de alegrías y tristezas en el mejor escenario posible? Pedro Martínez, con su sempiterna cara de póker, siempre deja mensajes interesantes. Como ayer. Pese al escozor de no poder estirar la compleja serie hasta el quinto episodio, el técnico habló con la sustancia que acostumbra del sabor que le deja esta Euroliga 2017-18, con una clara mejoría azulgrana a cada partido. A pesar ello, arrancó crítico. «Tengo la sensación de que es el partido que menos hemos competido en toda la Euroliga. Estoy un poco dolido por no haber competido, sobre todo en la primera parte».

Pero a la hora de levantar la vista y ver el camino recorrido, el entrenador azulgrana valoró todo lo bueno que ha traído esta última campaña allende los Pirineos. «Si me abstraigo de hoy -por ayer-, la Euroliga ha estado bien, en el 'play off' hemos hecho cosas muy bien. Estábamos creciendo en cada partido. El segundo fue excelente y el tercero, uno de los mejores del año», analizó. Caer 3-1 ante el presente campeón y ponerle nervioso agradó al preparador catalán. «Espero que el equipo haya crecido en esta competición, confío en que salgamos más fuertes, reforzados. Maldita la gracia si jugar un 'play off' de la Euroliga fuera negativo». Más claro, agua.

Tras un ligero carraspeo para ordenar ideas, Martínez dibujó un perfecto análisis de lo que fue el 83-92. «Ha sido un partido en el que Fenerbahce nos ha superado, especialmente en la primera parte. Hemos empezado bien, pero ellos han estado con un punto de dureza y físico más grande que nosotros. Eso ha marcado». Con una velocidad menos que los otomanos, y la ristra de canastas ganadoras, el quinto episodio se puso carísimo.

«Han jugado más duro y agresivos, presionando en toda la cancha las líneas de pase. No hemos sido capaces de estar a su nivel ofensivo, aunque en la segunda parte hemos mejorado», apostilló antes de volver a los vestuarios del Buesa Arena.

Por su parte, el triunfador de la noche, Zeljko Obradovic, tiró primero de tópicos. Sin embargo, enseguida sacó esa retranca que le caracteriza. Preguntado por el piropo que le dedicó hace unos días el técnico del Baskonia -Martínez pronosticó que el Fenerbahce ganaría esta edición si les derrotaba-, el serbio respondió que «gracias a Pedro por su opinión de ser campeones. Hablar ahora de esto es bastante difícil. Pero si ocurre, le pagaré como mínimo una gran cena».

Ya acostumbrado a pasearse por la cita más importante del baloncesto continental, el acaparador de títulos agregó que «dejaremos que los chicos (por sus jugadores) esta noche disfruten y mañana (por hoy) a cambiar chip. Puedo imaginarme cómo jugaremos el sábado a las cinco». El rival es el modesto Muratbey Usak que a buen seguro se estará frotando las manos. De Zalgiris, su rival en Belgrado, aseguró que «me alegro por Saras (Jasikevicius), es un equipo muy muy interesante».

La otra cara de la moneda fue Patricio Garino. Hizo autocrítica nada más cerrarse la contienda. Aún en caliente señaló que «es una sensación muy fea, tenemos que aprender de esto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos