Baskonia

Martínez: «No vamos a ser tan poco listos como para perderles el respeto por este partido»

Martínez gesticula durante el encuentro de este lunes. /Rafa Gutiérrez
Martínez gesticula durante el encuentro de este lunes. / Rafa Gutiérrez

El entrenador del Baskonia asegura que ha visto «en el vestuario a los jugadores con los pies en el suelo, sin euforia»

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

Pedro Martínez empezó a 'jugar' el segundo encuentro nada más acabar el primero. «He visto en el vestuario a los jugadores con los pies en el suelo, sin euforia. Puede pasar cualquier cosa y tenemos el máximo respeto por el rival, no vamos a ser tan poco listos como para perdérselo por este partido», subrayó el entrenador baskonista. Sí reconoció que el desenlace de ayer, por la forma, fue inesperado. Y, después de una derrota tan abultada, espera «un rival mucho más motivado» en el encuentro de mañana, «más agresivo y más picado».

Freno a cualquier tipo de euforia, por tanto, pero dentro de una satisfacción generalizada por la exhibición de fuerza que hizo ayer el conjunto vitoriano. «Hemos jugado con decisión», destacó el entrenador baskonista. Contento con aspectos tácticos como la circulación de balón, pero, sobre todo, con la «mentalidad incisiva» demostrada por sus pupilos desde el inicio. «Era importante salir fuertes y lo hemos hecho, jugando duro, con errores, pero con actividad e intensidad».

Y a coro, como más le gusta al catalán. «Todos los jugadores han tenido momentos interesantes». Incluidos Shengelia y Granger, rodeados de incertidumbre física antes del partido. «'Toko' nos tenía muy preocupados, teníamos dudas de si podría jugar. Me ha gustado más en la segunda parte, cuando se ha sacudido las dudas y ha jugado con más contacto físico». El base uruguayo ya está recuperado de su lesión en el tobillo, «solo le falta ritmo después de tanto tiempo sin entrenar y jugar con normalidad».

Huertas, cauto

Marcelinho Huertas también trató de imponer el sentido común tras un triunfo tan abultado, que siempre conlleva el riesgo de transformarse en un exceso de confianza. «Hemos hecho un partido muy serio. Teníamos que marcar el ritmo y ganar como sea», aseguró el brasileño, quien no dio importancia a la abrumadora diferencia que refleja el marcador. «En 'play-off' eso no sirve. No vamos a empezar 25 arriba el segundo partido. Todos partimos desde cero», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos