logotipo del canal Baskonia
Actualidad
BASKONIA
Al estadounidense con pasaporte griego aún le resta un año de contrato con el club ateniense, que sigue interesado en Logan El Baskonia explora la vía de fichar al segundo base del Panathinaikos
16 de agosto de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Calathes, opción en estudio
Nick Calathes intenta frenar a Marcelinho Huertas. :: EL CORREO
C. PÉREZ DE ARRILUCEA | VITORIA..-

Tras cubrir parte del período estival con actitud recaudatoria con los traspasos de Stanko Barac y Marcelinho Huertas, al Baskonia le toca ahora reinvertir. Y dada la situación actual del mercado puede que no le quede otro remedio que entrar en casa ajena en busca de refuerzos. Si tiene que llegar a este extremo, al menos lo hará con el dinero por delante y dispuesto a abonar la cláusula de rescisión correspondiente para hacerse con cualquier jugador de valía que tenga contrato con otro club europeo. Baloncestistas libres y que convenzan del todo al Caja Laboral no quedan y más en las posiciones que le restan para reforzarse como la del base y la del 'cinco'.

En lo que respecta al timón, el radar baskonista apunta en todas direcciones. Y una de ellas se centra en Atenas. Entre las diversas alternativas para buscar sustituto a Huertas, la entidad que preside Josean Querejeta estudia la posibilidad de reclutar a Nick Calathes, el segundo base del Panathinaikos, que en los últimos tres años ha vivido a la sombra de directores de lujo como Sarunas Jasikevicius o Dimitris Diamantidis.

El Caja Laboral contempla con interés la contratación del jugador estadounidense con pasaporte griego de 22 años, que haría pareja a los mandos con Thomas Heurtel, sin rodaje en la élite. Sin embargo, también se expone a las habituales complicaciones cuando se trata de hacerse con los servicios de alguien que milita en las filas de un gigante como el actual campeón de Europa.

Para empezar, Nick Calathes tiene un año más de contrato con el club ateniense y su nacionalidad griega le da un valor añadido de cara a la competición doméstica. Si bien la jerarquía de Diamantidis en el puesto de base no se discute, el técnico Zeljko Obradovic subrayó la importancia de Calathes como jugador de refresco para la estrella del Panathinaikos y la necesidad de mantenerlo a sus órdenes a pesar de los problemas económicos que atraviesa el club y que demandan la correspondiente reducción de gastos. Por otro lado, se trata de un jugador muy identificado con los colores del equipo del trébol, por el que apostó tras su salida de la Universidad de Florida y que, además, ha contratado para la próxima temporada a su hermano mayor Pat Calathes.

Nudo de intereses

En este punto, entra el cruce de intereses entre el Baskonia y el Panathinaikos y la figura de David Logan. El club griego pretende al estadounidense. Desde las oficinas azulgranas nadie está dispuesto a llorar su marcha, pero también se exige una compensación económica por desprenderse de un jugador que la temporada pasada no encajó en los esquemas de Dusko Ivanovic. En principio, la de Calathes y Logan serían operaciones autónomas, aunque cabría la opción de plantear un canje. No sería la primera vez que el Baskonia lo hace o que una contratación fructifica por esa vía.

No obstante, lo intrincado de hacerse con Nick Calathes le obliga al Caja Laboral a no apostar todas sus opciones a un único número a la hora de reforzar el puesto de base. En este sentido, en los últimos días se ha especulado desde Italia con la posibilidad de que el club vitoriano pagara por la libertad de Bo McCalebb, con contrato en el Montepaschi Siena o alternativas en el mercado NBA como Carlos Arroyo.

En su apuesta continua por los jugadores en progresión, el Caja Laboral incluso ha estudiado otra opción quizás más remota y arriesgada, pero posible. No es otra que la contratación del base checo Tomas Satoransky. Sin embargo, en este punto también hay grandes escollos. En primer lugar, la inexperiencia en la máxima competición de quien es uno de los proyectos más esperanzadores de la Liga ACB a sus 19 años y después, el contrato por tres temporadas que le ata el Cajasol.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento