logotipo del canal Baskonia
Actualidad
EL BASKONIA MARCA un hito en la historia del baloncesto europeo
Laso, Ortega, Oberto, Timiskas, Nicola, Rivas, Ivanovic, Perasovic, White, Splitter, Bennet, Prigioni, Garbajosa... repasamos un triunfal camino colectivo en Europa lleno de nombres propios
18 de enero de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Baskonia entra en el club de las 250 victorias
El Caja Álava de la 85/86 jugó el primer partido europeo del Baskonia
SERGIO EGUÍA | .-

Dicen los milmillonarios que lo más complicado es ganar el primer dólar (o el primer millón, dependiendo de las versiones). Seguramente, por fuerza de la inercia, cada paso sucesivo requiera un menor esfuerzo que el anterior. No obstante, hay que darlos. Cada uno de ellos. Y ninguno resulta fácil. A fin de cuentas, el dólar un millón uno es el primero del segundo millón. En la historia del Baskonia pasa algo parecido. Los de Zurbano entran en el selecto club de los que han logrado más de 250 victorias y parece que ha sido fácil. Recordemos el camino.

La temporada en la que el club se estrenó en Europa, en la Copa Korac de la 85-86, se lograron dos victorias. En la siguiente participación, 91-92, fueron seis. Dos años después, en la Copa Saporta, se sumaron trece. Y así hasta las 250 victorias en competición continental recién rubricadas en el Fenerbahce Ulker Sports Arena de Estambul. 28 años han sido necesarios para alcanzar este registro. Llegar al triunfo 50 costó 10 años; aunque al 100 se llegó en 6 temporadas más, en la 01-02; y a la 150, en solo cuatro campañas adicionales. En el mundo del baloncesto, entrar en Euroliga es el equivalente a la revolución industrial en la historia de la humanidad. Todo se acelera como nunca antes.

El debut europeo del por entonce Caja Álava se produjo el 2 de octubre de 1985 en Holanda. Se ganó 73-88 a un débil rival de cómico nombre, 'Super-Cracks'. La estadística habla de los 29 puntos de Simmons y los 15 de White. La crónica, de como en la segunda mitad la defensa individual de los hombres de Pepe Laso facilitó un juego ágil y al contraataque en el que la conexión Pablo Laso - Alberto Ortega (20 puntos) terminó con los locales, muy débiles en el aspecto físico.

Un pequeño salto en el tiempo nos lleva hasta el 23 de enero de 1996. El Baskonia, ya Taugres, dejaba atrás la pubertad. Con la Copa del Rey en las vitrinas, la de Granada de la campaña anterior, al equipo dirigido por Manel Comas entraba en la edad adulta, le salía bigote, pelo en el pecho y miraba de frente a los grandes del continente. Que se lo pregunten al PAOK. Cuatro partidos antes de aquella noche mágica del Pabellón Araba se alcanzó la victoria 50. No hubo celebración. Pese a la victoria 81 - 67 sobre el Herzeliya israelí, el paso a las semifinales dependía de una derrota de Zalgiris o Limoges y no estaba la cosa para fiestas tras haber perdido las dos finales anteriores de la Saporta (Euro Cup). Pocos recordarán aquel partido en el que la grada pitó la desidia de un Nicola tan pasivo como sobrado de calidad. La plantilla de aquel año es de las que el aficionado recuerda de carrerilla. Millera, Perasovic, Nicola, Green, Rivas, Garbajosa, Cazorla ... .

La siguiente parada, la victoria 100, la vivieron los integrantes de un TAU dirigido por Dusko Ivanovic, que empezaba a hacer famoso el carácter. El Scavolini sufrió en sus carnes un parcial de 21-6 en el último cuarto y un derroche de casta de los baskonistas que hizo hincar la rodilla al conjunto italiano. Una vez que Timiskas y Foirest lograron secar al exbaskonista Beric, el campo de batalla quedo en manos del 'soldado Nocioni' -según reza la crónica del día- que lideró a un ejército de sobra condecorado -Bennet, Tomasevic, Oberto- hasta el 86-68 final.

Un papardeo y volamos hasta la Euroliga 2005-06. En concreto al 16 de octubre de 2005. 70-87 al Olimpia en Liubliana. El Baskonia rompía en la capital eslovena una racha negativa de tres derrotas y alcanzaba su triunfo 150 en competición Europea. Los de Pedro Martínez completaron un buen partido, aunque el premio se debió más al mal momento de los locales que tuvieron que aguantar los pintos de su público y una sonora petición de cese de su técnico. En la estadística de aquel día quedarán los 21 puntos de Drobnjak, los 18 de Splitter o el debut internacional del pequeño de los Grimau, Jordi, -hoy en el Blancos de Rueda-. También pintaban bien las cosas para para Scola. Salió tan revolucionado que anotó ocho puntos seguidos, pero para el minuto seis había sumado la tercera falta personal y tuvo que volver al banco. Afortunadamente Drobnjak y Splitter supieron suplir su obligado descanso. Prigioni, por su parte, repartió 10 asistencias. Por cierto, Vlado Divac presenció el partido desde una silla de pista.

Finalmente, la victoria 200 se logró el 12 de marzo de 2008. Fue en casa contra un Aris de Salónica que nada tenía que ver ya con el de los gloriosos tiempos de Nikos Gallis y Panagiotis Giannakis. Con el 90-74 final se certificaba el primer puesto en su grupo del Top 16. Fue el año de la Final Four de Madrid, en la que se volvió a caer en el primer partido. El choque del Buesa contra los griegos no tuvo más historia por la superioridad de los de Spahija. Claro que con semejante plantel: Planinic, Prigioni, Rakocevic, Jasaitis, Mickeal, Vidal, Teletovic, Splitter, McDonald y Mouneke.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D
Vocento