El Correo
Baskonia

"El Baskonia va a volver a estar muy arriba"

Perasovic, durante un momento de la entrevista que realizó para la web oficial del Baskonia durante su breve estancia en Vitoria
Perasovic, durante un momento de la entrevista que realizó para la web oficial del Baskonia durante su breve estancia en Vitoria
  • Velimir Perasovic aspira a comandar un nuevo proyecto azulgrana "peleón, con mucho carácter y dinamismo en el juego"

Llegó el viernes a Vitoria y ayer domingo partió en dirección a su Croacia natal. Velimir Perasovic ha completado un primer aterrizaje relámpago en la capital alavesa para comenzar a preparar "in situ" la próxima temporada. En esta ocasión, parece que no hubo tiempo para la tradicional presentación ante los medios de comunicación, aunque la agenda dejó un hueco para que el preparador de Split desgranara algunas impresiones sobre su nueva etapa profesional en la web oficial del club. En ellas, deja algún apunte general respecto al modelo de equipo que aspira a dirigir y echa la vista a su pasado azulgrana, tanto como jugador como entrenador. Además, también confía en que el plantel vitoriano remonte el vuelo y vuelva a ser un equipo con músculo competitivo, una condición que se ha ido quedando vacía especialmente en las tres últimas campañas. "Los éxitos que ha cosechado este club no se olvidan tan fácilmente. Puedes tener uno o dos años malos, pero este club va a volver a estar muy arriba", manifestó.

El retorno de Velimir Perasovic entraña un innegable componente emocional para una afición que lo convirtió en mito durante su etapa como jugador y que lo arropó en su primera experiencia como jefe del banquillo azulgrana. Para el croata, se trata de un sentimiento correspondido ya que, a pesar de que han transcurrido ocho años desde una marcha traumática, "esto es como volver a casa". "Mi puerta siempre ha estado abierta para volver al Baskonia. Estoy muy contento de hacerlo, trabajar y vivir con los aficionados. Confío en darles muchas alegrías. No cabe duda de que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que estén contentos", destacó.

El preparador de Split no ahonda en detalles respecto a la reconstrucción de una plantilla que, según todo hace indicar, precisará de un profundo reapuntalamiento. En cambio, sí marca la línea general a seguir, que pasa por la construcción de un plantel sólido, capaz de apretar los dientes y que disponga de un sello identificable. "El Baskonia siempre se ha caracterizado por ser un equipo peleón, con mucho carácter y mucho dinamismo en el juego. Vamos a ir por este camino, intentar hacer un equipo que nos dé esto que es muy reconocible en el mundo del baloncesto cuando se habla del Baskonia". El balcánico retrata un ideal que el club azulgrana no ha logrado forjar con regularidad en el último trienio.

Velimir Perasovic supone el primer revulsivo para un nuevo proyecto que irá tomando forma con el transcurrir de las semanas. De momento, el club azulgrana ha comenzado su cambio de piel con la incorporación de una pieza básica como la del entrenador, siempre vital para marcar las directrices y azotada por una aguda inestabilidad a lo largo de los tres últimos ejercicios.

Con más oficio

El croata terminó por ser el elegido después del correspondiente rastreo en el mercado de entrenadores para suscribir un contrato de una temporada con opción a otra reservada al propio club azulgrana. "Peras" se convierte en el tercer técnico de la historia reciente en repetir en el banquillo vitoriano después de Dusko Ivanovic y Sergio Scariolo. Su anterior experiencia se saldó con un título de la Copa del Rey, otro de Supercopa y un subcampeonato liguero, pero también con una salida tumultuosa en marzo de 2007. Entonces, una afección cardíaca llevó al club vitoriano a suspender su contrato de forma temporal, justo en un momento en el que la tensión interna entre el técnico balcánico y las altas instancias azulgranas marcaban niveles notables.

Perasovic marchó en silencio y con una impronta de técnico escaso de temple a pesar de su disciplina y rigidez en la que supuso su segunda experiencia en los banquillos tras su debut en el Caja San Fernando. Ahora, Perasovic pondera las vivencias y conocimientos acumulados. "Ya llevo más de una década como entrenador. Es un bagaje importante. Dispongo de más experiencia y más años a la espalda como para tener más tranquilidad de que voy a hacer mi trabajo bien".