El Correo
Baskonia

Un exigente arranque para el Baskonia

Tillie, en un anterior partido contra Estudiantes.
Tillie, en un anterior partido contra Estudiantes. / E. CANDEL
  • El Laboral Kutxa debutará en la cancha del Estudiantes y sus posteriores compromisos como visitante serán frente a Unicaja y Valencia Basket

El Baskonia naufragó la temporada pasada como equipo visitante, un lastre que terminó por minar sus opciones tanto en el frente continental como en la Liga ACB. Es una reválida que tendrá que superar el conjunto azulgrana en el curso 2015-16 para volver a ser un equipo de garantías competitivas. Y no habrá lugar a esperas a la hora de examinarse lejos del Buesa Arena dado el perfil del calendario de competición, hecho público ayer después de que la Asociación de Clubes decidiera mantener la exclusión del Ourense para continuar con un torneo de 18 participantes.

La hoja de ruta dará, en su tramo inicial, la medida del Laboral Kutxa a domicilio, con tres compromisos en territorio ajeno en las primeras cinco jornadas. La escuadra de Velimir Perasovic abrirá la competición liguera el 10 ó 11 de octubre en la cancha del Estudiantes, allá donde sufrió un serio tropiezo en el tramo final de la fase regular de la anterior campaña. Una semana después (17- 18 de octubre) se alzará el telón liguero en el Buesa Arena con el Obradoiro como rival. A partir de ahí, el trazado se empina con la comparecencia en la pista de Unicaja (24-25 de octubre, 3ª jornada) para continuar la dura ruta viajera para medirse en la quinta jornada al Valencia Basket en la ‘Fonteta’ (7-8 de noviembre). Antes del desplazamiento a tierras levantinas, el Baskonia recibirá en casa a un Gran Canaria ambicioso en la cuarta jornada (31 de octubre-1 de noviembre).

La puesta de largo liguera en el feudo estudiantil dará paso sin interrupción a la frenética cadencia de dos partidos por semana ya que el conjunto azulgrana abrirá fuego en la Euroliga el 16 de octubre en el Mediolanum ante el Emporio Armani Milán.

Por un inicio sin bandazos

Dado los precedentes de las campañas anteriores, el Laboral Kutxa deberá autoimponerse un inicio sin demasiados bandazos para no comprometer el primer gran objetivo de la primera vuelta liguera, la clasificación para la Copa del Rey, que se escapó la pasada temporada. En la primera mitad de la fase regular, el equipo vitoriano disputará nueve choques en casa y ocho fuera. El primer derbi ante el Bilbao Basket será en Miribilla en la décima jornada (12-13 de diciembre). El ‘factor cancha’ se deberá defender con la llegada de los dos grandes dominadores de la competición, el Barcelona (21-22 de noviembre, 7ª jornada) y el Real Madrid (2-3 de enero, 14ª jornada). La primera vuelta liguera concluirá el 24 de enero con el MoraBanc Andorra como rival en el Buesa Arena.

A diferencia del pasado ejercicio, los duelos de la segunda vuelta no guardan el orden de la primera con el mero cambio de anfitrión. El conjunto azulgrana concluirá la fase regular el aún lejano 22 de mayo del próximo año en casa ante el Manresa de Ibon Navarro. Cuatro días después, arrancarán los ‘play off’ por el título liguero.