El Correo
Baskonia

EUROLIGA | JORNADA 1

En territorio maldito

James y Hackett durante el encuentro de enero entre el Laboral Kutxa y Armani Milán.
James y Hackett durante el encuentro de enero entre el Laboral Kutxa y Armani Milán. / Igor Aizpuru
  • El Laboral Kutxa visita al Emporio Armani, donde cayó en sus últimas visitas y perdió a Bertans

No es la cancha más caliente de Europa ni sus gradas imponen una presión asfixiante sobre el rival. Sin embargo, más de un jugador o miembro del cuerpo técnico azulgrana puede que cruce los dedos cuando pise esta noche el parqué del Mediolanum Forum, la guarida del Emporio Armani Milán. El pabellón situado en la localidad de Assago, a media hora en coche del centro de la ciudad lombarda, ha mostrado en los últimos tiempos su rostro más funesto al conjunto vitoriano. En este recinto, el Laboral Kutxa se ha visto superado en sus últimas dos visitas en las dos temporada precedentes. Pero también queda en el recuerdo como escenario de una de las noches negras del pasado curso.

Fue el pasado 26 de marzo, en el choque correspondiente a la duodécima jornada del Top 16, cuando apenas se habían disputado tres minutos de juego y todo se rompió en la trayectoria profesional de Davis Bertans y en el camino del conjunto vitoriano. No hubo impacto alguno y sí un gesto fatídico que cambió el rostro del letón. El ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha se rompía por segunda vez en menos de dos años y comenzaba un largo período de convalecencia en el que todavía continúa inmerso y que puede que no concluya hasta diciembre o enero.

La imagen que retrató aquel encuentro fue la de un Bertans compungido que abandonaba la cancha aupado sobre los brazos de Colton Iverson y del fisioterapeuta azulgrana, David Urbano. El Baskonia perdió a su mejor baza ofensiva y terminaría por rendirse ante el Emporio Armani Milán por 99-85, golpeado por un sublime Sandro Gentile, que firmó 29 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 30 de valoración, su mejor actuación en la Euroliga hasta la fecha. El conjunto azulgrana ya no sería el mismo sin Bertans durante el resto de la temporada.

El Mediolanum ya fue una cancha indigesta para el Baskonia en su visita de la temporada 2013-14. De hecho, sería una etapa más en el ‘via crucis’ cubierto en un Top 16 estéril por parte de aquel conjunto azulgrana dirigido por Sergio Scariolo, recibido entonces con una sonora e incansable bronca por su antigua parroquia. La escuadra vitoriana perdió por 83-76 y se salvó de una derrota sonrojante tras una reacción final en el último cuarto. El último triunfo vitoriano en territorio milanés data de la primera fase de la Euroliga 2012-13, todavía con Dusko Ivanovic al frente, por 75-85. E incluso en aquel duelo hubo susto mayúsculo. Andrés Nocioni hubo de ser retirado en camilla debido a un fuerte golpe en el cuello que lo mandó directamente al hospital. Sin consecuencias para el bueno de Chapu.

Cambio radical

El Baskonia tratará de archivar los malos precedentes ante un Emporio Armani Milán en formación después de haber sido uno de los clubes de la Euroliga con más cambios durante el verano. Los fracasos de la pasada campaña, con un naufragio total en la Liga italiana, terminaron con la etapa de Luca Banchi en el banquillo y de un buen número de sus pupilos. El veterano Jasmin Repesa toma los mandos en un equipo en el que se mantiene su mejor valor, Sandro Gentile, ahora rodeado de nuevos compañeros. Su falta de conjunción puede ser un punto a favor para un Laboral Kutxa sin Shengelia y con Kristjan Kangur dispuesto para el debut, aunque su poderío hombre por hombre lo convierten en un equipo más que complicado de abordar.