El Correo
Baskonia

BALONCESTO | EUROLIGA

El Baskonia reacciona tarde

fotogalería

Causeur trata de ponerse depié en un lance del partido. / Efe

  • El Laboral Kutxa acusó notables carencias pese a un prometedor arranque y él arreón final con el que volvió a tener opciones de victoria

Tropiezo inaugural del Baskonia en Euroliga. Primer correctivo, en la cancha italiana del Armani Milán, tras hacer una notable primera mitad y unos buenos minutos finales que devolvieron las opciones de victoria al equipo de Perasovic. Pero el partido del Laboral Kutxa fue este viernes una montaña rusa y tras el prometedor comienzo cayó en una gran depresión, con notables carencias que marcaron los derroteros del encuentro. Cuando se asomó al abismo de veinte puntos por debajo, el equipo comenzó a traccionar y arrancó con una remontada que se quedó sin tiempo de culminarse. El parcial de 17-30 del último cuarto se quedó sin premio y los baskonistas se quedaron a sólo tres puntos del triunfo final.

El equipo supo lograr una cómoda ventaja en los primeros compases, apoyado en el acierto desde la línea de triple, y la supo mantener con solvencia. Sin embargo, minutos antes del descanso, el Milán comenzó a apretar en defensa, cometió menos errores y los de Perasovic vieron su ventaja arruinada. Entonces llegaron los fallos desde la línea del triple -desde la que fallaron 20 tiros consecutivos- que se convirtieron en el gran lastre para la escuadra alavesa y que solo sirvieron para que los locales aumentasen su ventaja. Sin embargo, el tesón de los baskonistas les hizo recuperar una desventaja de 20 puntos para llegar a los últimos dos minutos con opciones de victoria. Dos minutos que fueron demasiado cortos para que la reacción baskonista se materializara en una remontada histórica.

El Baskonia apoyó su juego en Borousis que hizo 13 puntos, 8 rebotes y 15 de valoración, en la anotación de James (13 puntos y 6 de valoración, secundado por Blazic (11 puntos y 11 de valoración). Perasovic optó por Adams, Causeur, Hanga, Tillie y Planinic como quinteto para comenzar la nueva temporada de Euroliga, en unos minutos iniciales marcados por los fallos que fueron compensados con creces por el acierto desde la línea de triple. No tardó el técnico de Split en darle minutos a la última incorporación del Baskonia, Kristjan Kangur, que estuvo acertado en los minutos iniciales de su debut en los que mostró energía, solidez y un alto nivel de actividad y participación en las jugadas del equipo. El ala-pívot estonio acabó con 4 puntos y 5 de valoración, más que Tillie, que no rindió a buen nivel. También debutó en Euroliga Corbacho que no llegó a anotar y se quedó con un -2 de valoración.

El Baskonia demostró en los minutos iniciales acierto anotador, intensidad y capacidad defensiva para controlar el ritmo del partido y llegar al término del primer cuarto con un 17-23. El Laboral Kutxa no bajó el ritmo en el segundo cuarto y mantuvo con solvencia la ventaja lograda en el periodo inicial. Sin embargo, la entrada en pista de Gentile dio alas al equipo milanés y tras un parcial de 5-0 Perasovic se vio obligado a solicitar un tiempo muerto para reajustar sus líneas (22-25).

Entonces llegó el desconcierto baskonista que coincidieron con un periodo de sequía anotadora desde el triple y el arreón del equipo local, movido por la mano diestra por Gentile. Todo ello se tradujo en una reducción de la ventaja al mínimo (26-27). El Baskonia no se amilanó y siguió percutiendo la canasta local pero de dos en dos. A 1,43 para el descanso se instaló la igualada a 31 en el marcador y un tiro adicional dio la primera ventaja para el Milán en el segundo cuarto (32-31). Al descanso el Baskonia solo cedía por 2 puntos (38-36) tras una primera mitad marcada por la buena defensa.

Segunda mitad

Tras el paso por vestuarios, los problemas defensivos continuaron y los hombres de Peras firmaron un pésimo inicio. El equipo se desajustó en defensa y se atascó en ataque lo que permitió la máxima ventaja de los locales 48-36 hasta ese momento, tras casi cuatro minutos del Baskonia sin encestar. James e Ilimane desatascaron el aro rival pero los hombres de Repesa no estaban por la labor de dejar acercarse a los baskonistas, y Macvan y Jenkins pusieron el 56-42 en el marcador para sacar del partido a los azulgrana.

El mal porcentaje de acierto del Laboral Kutxa desde la línea del triple, que falló 20 tiros seguidos, facilitó el despegue del Armani Milán que rápido puso la distancia en 15 puntos (65-50) primero, y en 20 después.

Relajados los locales con el 70-50 en el marcador, los baskonistas se pusieron manos a la obra para llevar a cabo la encomiable labor de acercarse al equipo rival o, cuando menos, de maquillar el marcador. Un parcial de 0-13, con presión a todo campo del Baskonia, provocó los nervios en el Mediolanum Forum. James pudo poner al equipo a 4 puntos, a poco más de un minuto para el final, pero el triple no entró y, de nuevo el Milán, anotó para distanciarse. Los de Perasovic no cejaron en su empeño y se volvieron a poner a tres puntos en dos ocasiones (72-69 y 76-73), pero los tiros libres del Armani le dieron la victoria a los transalpinos, a pesar del triple de Borousis en el segundo final (78-76).