El Correo
Baskonia

euroliga | 20.00 horas

Bourousis, disponible para esta noche; Causeur, no

Bourousis pelea un balón bajo la canasta.
Bourousis pelea un balón bajo la canasta. / IGOR AIZPURU
  • El griego ya se encuentra con sus compañeros tras resolver unos asuntos personales en Atenas mientras el escolta francés se quedó en Vitoria por unas molestias en la ingle

Un duelo para decidir el segundo puesto. Sin la presión clasificatoria de citas precedentes, con ambos equipos instalados ya en el Top 16, el Anadolu Efes y el Laboral Kutxa se enfrentan en Estambul con el objetivo de acceder a la siguiente plaza en la mejor posición posible (Abdi Ipekci Arena, 20.00 horas). Si gana, el Baskonia sellará esa segunda plaza si no lo hace el Cedevita en casa contra el Armani; si también los croatas consiguen la victoria, se la jugarán en la última jornada en el Buesa Arena. Si pierde, las mayores opciones pasarán a manos de los turcos, ya que el "basket-average" particular es muy justo como para salvarlo en caso de derrota (92-90 en Vitoria), aunque en ese caso habría que esperar a la próxima semana y mirar también al resultado del conjunto balcánico.

Un duelo, además, para calibrar la reacción baskonista después de perder en la Liga ACB contra el Tenerife. «No somos un equipo que gane partidos jugando relajado», apunta Velimir Perasovic, que también se marca el reto de lograr otro triunfo continental a domicilio. Hasta la fecha, el conjunto vitoriano solo lo ha hecho en la pista del Limoges (71-107), cayendo en las visitas al Milán (78-76), el Cedevita (76-67) y el Olympiacos (59-52).

Todo ello con el hándicap añadido de la ausencia de Fabien Causeur, que se quedó en Vitoria debido a unas molestias en la ingle que mermaron su rendimiento ante el Tenerife y que le obligaron a ser infiltrado en el comienzo de esta semana. Más minutos exteriores para Blazic, Corbacho y Hanga, en principio, con la opción de jugar con dos bases y reubicar a Mike James en la posición de escolta. Sí estará Bourousis, jugador más valorado de toda la competición (24,4), que se sumó ayer a la expedición vitoriana después de resolver unos asuntos personales en Atenas.

«Hecho para la Final Four»

Enfrente, un rival de entidad. El Efes suma un triunfo menos que el Laboral Kutxa, cuatro de ocho, pero "es un equipo hecho para jugar la Final Four", subraya Velimir Perasovic. Claro que "hay muchos pensados para ello y solo llegan cuatro", pero el ambicioso objetivo turco refleja el potencial de un club que cada temporada tira de músculo económico para exhibir una plantilla superpoblada de calidad. Y el presente ejercicio no ha sido una excepción.

Mantiene el talento del exbaskonista Heurtel –máximo asistente de la Euroliga (7,88)– y Dario Saric, junto al núcleo turco que forman Balbay, Osman y Korkmaz. Pero, entre otros, se llevó de la Liga ACB al mejor base de la competición, Jayson Granger; arrebató al Olympiacos a Bryant Dunston, el mejor defensor del máximo torneo continental en las dos últimas temporadas; y se hizo con los servicios del tirador Jon Diebler, uno de sus verdugos en la pasada final de la Liga turca, perdida ante el Pinar Karsiyaka.

«No están contentos con su juego, pero sí con los resultados. El Efes, con la plantilla que tiene, va a ir hacia arriba y van a intentar mejorar su juego con vistas al Top 16», reflexiona al respecto el técnico baskonista, que dirigió al conjunto turco en la temporada 2010-11. «Tengo muy bonitos recuerdos. La gente me trató muy bien aunque los resultados no acompañaron», apunta.