El Correo
Baskonia

BASKONIA

Crespi gana el recurso contra el Baskonia

Marco Crespi, a la salida de los juzgados de Vitoria a finales de mayo pasado.
Marco Crespi, a la salida de los juzgados de Vitoria a finales de mayo pasado. / Rafa Gutiérrez
  • El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco falla a favor del técnico,al que el club deberá pagar 400.000 euros por «despido improcedente»

El Baskonia deberá abonar a Marco Crespi las cantidades íntegras suscritas en el contrato por dos temporadas que firmó con el Baskonia y que ascienden a 400.000 euros. Según ha podido saber EL CORREO de fuentes de toda solvencia, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha dado la razón al técnico italiano en su apelación a la sentencia emitida a finales de mayo por el Juzgado de lo Social número 2 de Vitoria, que atendía de forma parcial sus reclamaciones y obligaba al club azulgrana a pagarle 143.549 euros, el dinero pendiente del sueldo que correspondía a la primera campaña y que no llegó a completar tras ser despedido el 13 de noviembre de 2014.

Entonces, la magistrada del tribunal vitoriano interpretó que el contrato suscrito era por una temporada con opción a una renovación automática si se concretaban dos objetivos: la clasificación para el Top 16 de la Euroliga y para las semifinales de la Liga ACB. En caso de no lograrlos, el club tendría la opción unilateral de rescindir el contrato sin indemnización quince días despues del último partido oficial de la competición de la ACB.

Calendario de pagos

Una vez dictada esta sentencia, Marco Crespi y sus asesores legales optaron por continuar el litigio con el correspondiente recurso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en el que solicitaba el pago íntegro del contrato, segunda campaña incluida. La segunda instancia ha terminado por anular la sentencia inicial y atiende la reclamación del preparador, que logra su objetivo con una sentencia a favor por «despido improcedente». Se trata de un dictamen que la entidad azulgrana no prevé recurrir. Es más, desde las oficinas de Zurbano se trabaja en la negociación de un calendario de pagos con Crespi para fraccionar el abono de los 400.000 euros.

La sentencia supone un golpe a la poco pujante economía del Baskonia, que en la memoria contable al ejercicio 2014-15 ya contemplaba el riesgo de que el recurso de Crespi prosperara. La cuentas, que concluyeron con un superávit de 193.501 euros fueron aprobadas ayer en la asamblea de accionistas celebrada en el Buesa Arena.