El Correo
Baskonia

EUROLIGA | TOP 16

La penitencia del desacierto

  • Un Baskonia sin pulso anotador se desploma en el tercer cuarto en la cancha del Khimki

El Baskonia ha encajado su segunda derrota en un Top 16 que comienza a poner cuesta arriba. Los azulgranas han sido sometidos por un Khimki que ha impuesto sus señas de identidad, con su apuesta decidida por el juego exterior y el acierto de Alexey Shved y que ha sacado partido de la ceguera vitoriana.

El Laboral Kutxa se ha desplomado después de un tercer cuarto nefasto en el que, tras llegar al minuto 25 con un igualado 48-48, ha sufrido una afonía anotadora aguda durante cinco minutos fatídicos en los que no ha logrado ni un solo punto. Ha sido el momento elegido por la escuadra rusa para marcar un parcial de 11-0 (59-48 al cierre del tercer período) del que no se ha podido reponer el equipo de Velimir Perasovic, que ha pagado la penitencia de la falta de puntería y las bajas prestaciones de un Ioannis Bourousis frustrado y triste.

El griego se ha quedado en 3 puntos y tampoco ha podido parar a un James Augustine convertido en monarca de la zona con 22 puntos y 8 rebotes. Ante el estado depresivo de un referente indiscutible en las filas azulgranas, no ha habido manera de buscar alternativas ni hombres dispuestos a tomar el testigo.

El Baskonia ha terminado por desangrarse debido a su baja producción exterior en ataque, con un pobre 6 de 24 en triples (25%). Después del zarpazo del Khimki en el tercer cuarto, el conjunto azulgrana apenas ha podido conjurar una reacción convincente y se ha visto sometido en los diez últimos minutos por un Khimki sólido y capaz de mantener la distancias.

El Baskonia terminaba por encajar la segunda derrota consecutiva en un frente continental que no le va a dar tregua en las próximas semanas. El CSKA será el próximo rival de una escuadra azulgrana que precisa de una victoria de manera inmediata para reequilibrar su balance en el Top 16, ahora negativo (1-2).

Directo