El Correo
Baskonia

baskonia

Un día que tenía que llegar

Tornike Shengelia, jugador del Laboral Kutxa.
Tornike Shengelia, jugador del Laboral Kutxa.
  • El Baskonia rompe su racha triunfal en la ACB con una derrota enla cancha del UCAM Murcia consumada en un mal cuarto final

Desdibujado y sin pegada después del último esfuerzo continental en la cancha del Barcelona, el Baskonia ha visto truncada su racha de siete victorias en la Liga ACB al caer a domicilio ante el UCAM Murcia por 68-66. Los hombres de Perasovic han pagado cara su recta final de encuentro, con un último cuarto pesaroso en el que ha encajado un parcial de 12-8 funesto. A pesar de todo, se le ha escapado el choque a los hombres de Perasovic en el último suspiro. Con 68-65 y a un segundo y cinco décimas para el cierre, Tillie compareció en la línea de tiros libres con un plan claro y inevitable, anotar el primer tiro y errar el segundo para propiciar un rebote ofensivo que forzara la prórroga. El francés sumó un punto más y lanzó a fallar el siguiente, Shengelia logró apropiarse del rechace, pero sumó una canasta que, una vez revisado el lance en el ‘instant replay’, fue anulada por haberse producido fuera de tiempo. No obstante, Perasovic, que abandonó la cancha con un enfado soberano, reclamó una posible falta personal sobre Shengelia en la pelea por el rebote.

Más allá del taquicárdico final, el Laboral Kutxa terminó por hincar la rodilla después de un partido en el que se perdió entre intermitencias y bajos niveles de efectividad. Los azulgranas lograron su máxima ventaja mediado el tercer cuarto (39-47) para después sufrir un decaimiento progresivo, agudizado por la capacidad de Facundo Campazzo para revolucionar a su equipo. El Baskonia encaró el último cuarto con un 56-58 a favor que dio paso a más de cinco minutos de absoluta mudez anotadora por parte de ambos equipos. Bourousis reabriría la cuenta con un triple, pero el UCAM Murcia despegó de manera definitiva de la mano de un Antelo brillante que guió a su equipo hacia el triunfo.