El Correo
Baskonia

BASKONIA | EUROLIGA

Causeur: «El destino está en nuestras manos»

Causeur, en el partido del domingo.
Causeur, en el partido del domingo. / Jesús Andrade
  • El capitán azulgrana espera una afición volcada para conseguir la clasificación para el Top 8 de la Euroliga

El capitán del Laboral Kutxa, Fabien Causeur, ha indicado este martes a los medios de comunicación que el encuentro ante el Khimki del jueves en el Buesa será «clave» en las aspiraciones baskonistas para acceder al Top 8. Una victoria ante el combinado ruso «nos puede poner arriba», ha señalado el jugador bretón, que se ha mostrado cauto y ha señalado que «si perdemos se nos pueden complicar las cosas».

Fabien Causeur ha destacado que «con siete victorias casi estás dentro, con ocho, seguro», aunque, por el momento, el equipo marcha segundo en la clasificación, con seis triunfos. Por ello, el jugador francés ha destacado la importancia del partido y del factor cancha. «Un partido en casa, en Euroliga, siempre es clave para llegar a los Playoffs. Hay que ganar este partido», ha sentenciado.

En el análisis del rival, Causeur ve un equipo con «facilidad de anotación» y «mucho talento en la línea exterior». También ha destacado la figura de Augustine, en la zona, «que nos hizo mucho daño allí», en alusión al partido disputado en Moscú. Por ello, el capitán destaca que será clave detener «el pick&roll que tienen con Rice y Augustine y, luego, el talento de Shved».

Llamamiento a la hinchada

Por ello, el capitán baskonista ha hecho un llamamiento a la hinchada baskonista para que acuda en masa al Buesa. «El jueves necesitamos a la gente. En casa siempre es muy importante apretar y la afición es una de las claves», ha explicado.

Para el jugador, otro de los factores en juego es el basketaverage, ya que el Laboral Kutxa perdió en tierras rusas por ocho puntos de diferencia, una renta salvable pero, en la que el de Brest no piensa. «Lo más importante es ganar. Si luego tenemos una ventaja en el último minuto de algunos puntos intentaremos pensar en el basketaverage, pero el equipo solo quiere ganar», ha dicho. Con la victoria como objetivo primordial, Causeur ha señalado la dificultad que tiene conseguir la victoria en «este grupo de la muerte». «Es muy complicado ganar cada partido. Cada vez que ganas es como si ganas una final, así que tenemos otra final el jueves», ha sentenciado.

Además, ha subrayado que «al empezar el Top 16 la gente no nos veía tan arriba, quedan 5 partidos y pueden pasar muchas cosas. Ahora no hay que hundirse y hay que ganar», ha manifestado. En las nueve jornadas disputadas, a juicio del capitán azulgrana, «hemos creído en lo que estamos haciendo». La calidad de este Grupo F, sin embargo, ha hecho que la segunda fase de la Euroliga se abra, permitiendo victorias a todos los equipos. «Ganar los tres partidos seguidos de CSKA, Barcelona y Madrid nos han puesto muy arriba. Ahora tenemos el destino en nuestras manos y hay que ir a por el Top 8».

De la Euroliga a la Recopa

Fabien Causeur ha recordado la «fiesta» vivida el pasado domingo en Vitoria en la que el Buesa homenajeó a los campeones de la Recopa de Europa, entre ellos, su entrenador, Velimir Perasovic. «Miraba a Peras que quería estar concentrado en el partido, pero estaba como una moto», ha reconocido Causeur rememorando sonrisa del técnico. «Daba mucha ilusión ver a estos jugadores que hace 20 años consiguieron algo muy grande y nosotros queremos hacer igual», ha admitido el bretón.

Al entrenador baskonista le llamó la atención la canción que la hinchada le dedicó a Ramón Rivas. «Estaba en el banquillo y pregunté: ‘¿qué están cantando?’ No entiendo. Y ya me explicaron», ha reconocido con tono alegre. Con la bocina inicial, la fiesta se trasladó al campo «donde ganamos bastante fácil a Bilbao. Todo el mundo pudo disfrutar, incluido Mamadou», ha destacado Causeur.

El sentimiento de los campeones de la Recopa se transmitió a los jugadores y al capitán, aunque ahora no piensa «en volver dentro de 20 años», sino en «ganar un título».