El Correo
Baskonia

BASKONIA | EUROLIGA

«Tenemos que hacer nuestro juego y no pensar en los árbitros»

Adam Hanga se cuelga del aro ante Lazarev.
Adam Hanga se cuelga del aro ante Lazarev. / E.C.
  • Hanga considera clave mantener la dureza defensiva ante un rival que gira al son de Teodosic y De Colo

Un recurso tan socorrido como la queja arbitral ha ido apareciendo en el Grupo F a medida que avanzaba el Top 16. No se olvida el duro alegato de Dimitris Itoudis tras la derrota del CSKA en Vitoria en el que se quejaba del rasero de los colegiados en el castigo de los contactos hasta asociar lo visto aquella noche sobre el parqué del Buesa Arena con una pelea de lucha libre. Más tarde, sería el técnico del Olympiacos, Giannis Sfairopoulos, el que se encargó de apelar al respeto arbitral en vísperas de la visita del Baskonia al Pireo.

De momento, en el seno del conjunto azulgrana el arbitraje es una cuestión que se prefiere evitar en las declaraciones públicas. En pleno tránsito hacia Moscú, Adam Hanga, se mantuvo dentro de esta línea, aunque apenas podía disimular una sonrisa burlona cuando se le recordaban las declaraciones del preparador del CSKA en Vitoria. «Nosotros tenemos que hacer nuestro juego y no pensar en los árbitros. El arbitraje es siempre distinto en cada partido e incluso entre la Euroliga y la ACB. No tenemos que pensar mucho en esto», recomendó. Para el duelo de esta noche, el departamento de arbitraje de la Euroliga ha optado por una designación contrastada, con dos veteranos como Christos Christodolou y Luigi Lamonica y el lituano Jurgis Laurinavicius.

Ganar dos partidos

El alero magiar sí reconoció que un cierto margen físico que permita elevar el listón de la intensidad puede beneficiar al estilo del Baskonia. Y más cuando se trata de medirse a un rival de la talla del CSKA, dotado de un arsenal ofensivo sobresaliente. «Cuando estamos duros en defensa, siempre es mejor para nosotros. Logramos más recuperaciones de balón y eso nos permite salir más al contraataque», ilustró. Hanga no quiere dar por hecha una clasificación para los cruces aún no consumada, aunque calcula que «si ganamos dos partidos más, estaremos en cuartos en la mejor posición posible». De hecho, considera crucial defender en lo posible la segunda posición que ahora ocupa el Baskonia para contar con el ‘factor cancha’ de cara a los ‘play off’, algo que «puede ser decisivo para llegar a la Final Four». De cara al duelo de hoy, el alero de Budapest tiene claro a qué punto fuerte del rival conviene estar más atento. «La clave de su juego son De Colo y Teodosic. Tenemos que intentar pararlos, aunque parezca imposible porque son jugadores con unos grandes promedios. Ellos corren muy bien en cancha abierta», subrayó.