El Correo
Baskonia

liga endesa | 12.30 h.

La importancia de los prolegómenos

Ioannis Bourousis se eleva ante Stevan Jelovac en el duelo de la primera vuelta que ganó el Baskonia en la cancha del CAI.
Ioannis Bourousis se eleva ante Stevan Jelovac en el duelo de la primera vuelta que ganó el Baskonia en la cancha del CAI. / TONI GALÁN
  • Un Laboral Kutxa necesitado de triunfos en la ACB recibe al CAI antes de la batalla europea

Se acerca un acontecimiento de soberbia magnitud a Vitoria. El próximo miércoles arranca en el Buesa Arena la serie de cuartos de final de la Euroliga entre el Laboral Kutxa y el Panathinaikos. Será el inicio de jornadas intensas y electrizantes para el baskonismo, que sueña con un pasaporte a la Final Four de Berlín. Es un acontecimiento que convulsiona el alma baloncestística de toda la ciudad y que instaura la tensión y la ilusión en la escuadra de Velimir Perasovic.

Sin embargo, todo tiene su orden. Este mediodía, toca rutina ACB, que en absoluto debería tratarse como una cuestión accesoria. Antes de encarar la vorágine continental en su versión ‘play off’, el Baskonia debe dar importancia a los prolegómenos. Como prólogo al enfrentamiento con el plantel heleno, el equipo vitoriano recibe al CAI Zaragoza necesitado de resolver ciertas cuestiones pendientes. El esfuerzo de las últimas semanas en la Euroliga ha repercutido de forma negativa en el frente doméstico, donde los vitorianos mantienen abierta una racha de cuatro derrotas después de caer ante el Baloncesto Sevilla, Unicaja, Gran Canaria e Iberostar Tenerife. Por otro lado, la referencia más reciente coloca al Baskonia como un equipo golpeado y sin capacidad de reacción tras caer el jueves en la cancha del Brose Baskets en el duelo que ponía cierre al Top 16.

Sensaciones

Nadie puede negar al Baskonia su capacidad para competir al límite en duelos trascendentales como los que afrontó en casa ante el Real Madrid y el Barcelona. Pero también es cierto que tampoco ha logrado en las últimas fechas mantener una continuidad de sensaciones y resultados. La dureza de la temporada se une a las limitaciones de una plantilla exprimida al máximo, en la que el propio Velimir Perasovic constata una nómina corta de batalladores con verdadera capacidad competitiva. La tropa ya menguaba con la lesión de Tornike Shengelia y ahora lo hace aún más con la lesión de espalda de Fabien Causeur, que hoy no reaparecerá ante el CAI y cuya presencia en la serie de cuartos todavía es una incógnita.

El triunfo hoy ante el CAI se antoja necesario para el Baskonia. Y no solo para mantenerse en el cuarto puesto de la clasificación y evitar que el Gran Canaria, su principal perseguidor con dos ‘cuerpos’ de desventaja, se acerque todavía más. También puede ser clave para recomponer el pulso ganador antes de sumergirse en el cruce contra el Panathinaikos. Mejor marchar hacia semejante batalla con la mente despejada y sin el peso de sensaciones negativas.

Mientras en las filas azulgranas el asalto a la Final Four se acerca, el CAI Zaragoza también ha depositado sus propios anhelos en la visita a un Buesa Arena en el que no gana desde que retornó a la máxima categoría en 2007. El plantel aragonés busca un triunfo que le pueda alejar de la zona de descenso de manera matemática en una temporada irregular y marcada por la destitución de Joaquín Ruiz Lorente y la llegada al banquillo del Andreu Casadevall. De cara al choque en Vitoria, el CAI llega mermado en el puesto de alero debido a las bajas de los lesionados Linhart y Sastre y con Isaac Fotu recién recuperado de una gastroenteritis.