El Correo
Baskonia

BASKONIA | LIGA ACB

Adams supera el récord de anotación de la Liga ACB de esta campaña

Adams anota en Fuenlabrada.
Adams anota en Fuenlabrada. / EFE
  • El estadounidense, con 41 puntos, supera todos los registros de la presente temporada y se convierte, una vez más, en la pieza clave del triunfo del Laboral Kutxa

Una máquina anotadora de alta peligrosidad anda suelta por las canchas. Se llama Darius Adams y, a esta alturas de temporada, vive el que quizás es el momento de mayor inspiración de su carrera. Tras dejar atrás las intermitencias del pasado curso, se ha convertido en uno de los pilares del Baskonia en la presente campaña. No hace tanto que tuvo que cruzar un bache que hizo que decayeran sus registros anotadores, pero el acierto vuelve a estar de su parte. El mismo jugador que acribilló al Panathinaikos en los cuartos de la Euroliga mantuvo su momento álgido durante el choque de ayer ante el Fuenlabrada. Poco le importa el escenario o el rival. El máximo anotador de la Liga ACB volvió a demostrar su condición en otro alarde que dejó al personal boquiabierto. Ante la escuadra fuenlabreña, alcanzó los 41 puntos anotados (30 de ellos al descanso), con 33 de valoración y un primer cuarto arrollador en el que anotó él solito 25 puntos.

El base estadounidense fijó un nuevo tope anotador en la actual campaña tras arrebatarle la plusmarca a Jonathan Tabu, ayer su contrario al timón del Fuenlabrada, y que había endosado 34 puntos al MoraBanc Andorra. Además, se convierte en el tercer jugador que ha logrado rebasar la barrera de los 40 puntos en la última década dentro del torneo doméstico junto a Gerald Fitch (41 puntos) y Jacob Pullen (42). En del historial baskonista también deja su impronta al lograr el sexto mejor registro anotador logrado por un jugador azulgrana en un partido de la Liga ACB, una lista que encabeza Essie Hollis desde la temporada 1983-84 con los 53 puntos que sumó en un choque ante el Valladolid. Eso sí, Adams llegó a semejante plusmarca tras gastar 26 tiros de campo, la marca más alta en la ACB desde 2006, cuando Rodney White hizo un 9 de 26 como jugador del Manresa.

Voracidad y MVP

Ante el Fuenlabrada, la voracidad de Adams no tuvo límite, hasta el punto de recriminar a Velimir Perasovic que le mandara al banquillo a falta de minuto y medio para la conclusión del choque y cuando en su casillero brillaban 39 puntos conseguidos. Tras un breve intercambio de palabras, el técnico croata dio satisfacción a su jugador y lo devolvió de inmediato a la mesa de cambios para ponerlo en la pista, de forma que alcanzara los 41 puntos en una de las últimas posesiones de ataque.

El espíritu aniquilador de Adams fue arrollador y eso le sirvió para ser el MVP de la jornada con 33 de valoración. En este encuentro, sin embargo, se topó con un alma gemela encarnada en la figura de Marko Popovic, el más productivo del choque con 36 puntos y 45 de valoración. El croata no fue nombrado como jugador más valioso por la derrota de su equipo.