El Correo
Baskonia
Corbacho firmó un meritorio 7 de 8 en triples
Corbacho firmó un meritorio 7 de 8 en triples / Blanca Castillo

baskonia

Un francotirador implacable

  • Corbacho encabezó la tormenta exterior que permitió al Baskonia mejorar su plusmarca de triples anotados (19) en un encuentro de Liga

El Gipuzkoa Basket fue ayer un rival propicio para que el Baskonia curara las heridas sufridas el viernes en el Palau ante el Barcelona. La lógica del más fuerte terminó por imponerse en el Buesa Arena y la escuadra vitoriana se disfrazó de bombardero para acribillar a su visitante desde la lejanía.

En el baloncesto moderno resulta poco menos que imposible superar a un contrario que alcanza un 51 % en lanzamientos triples. Fue el nivel de efectividad que firmó el Laboral Kutxa con 19 aciertos de 37 intentos. También supuso el factor clave que decantó el partido y terminó por convertirse en la mejor marca de tiros de 3 anotados por el plantel alavés en un partido de Liga ACB.

El Baskonia mejoró su anterior récord, ya logrado en la presente temporada durante el choque ante el Estudiantes, correspondiente a la vigesimo primera jornada. Entonces, los de Perasovic se impusieron por un abultado 107-77 tras lograr un 17 de 31 en lanzamientos triples (55 %). Ante los donostiarras, la pólvora se acumuló durante una primera parte que el Laboral Kutxa cerró con 13 triples.

Los registros del Baskonia volvieron a dispararse en un apartado que acostumbra a ejercer de termómetro ofensivo en el baloncesto actual. Es más, ante el Gipuzkoa el triple fue el recurso recurrente por encima de otras opciones más cercanas al aro hasta el punto que se llegó a acumular más tiros desde el arco que lanzamientos de 2.

Calidad y cantidad

El gran artillero azulgrana no fue otro que Alberto Corbacho, infalible hasta que erró su primer triple ya entrados en el último cuarto. El exterior balear recuperó esa versión que le hizo célebre en sus tiempos como jugador del Obradoiro y perforó el aro desde su distancia favorita en cantidad y calidad. Cerró el encuentro con un 7 de 8 y una valoración de 25, su mejor marca personal de la temporada. Cinco de ellos cayeron como un martillo sobre el Gipuzkoa Basket durante el segundo cuarto, crucial para dejar resuelto el derbi al descanso.

En este mismo período, Mike James y Adam Hanga se abonaron a la distancia para dañar el débil fuselaje del Gipuzkoa Basket, demasiado agrietado en defensa para llegar con opciones de agobiar en las situaciones de tiro abierto que encontraba el Baskonia. Llovía sobre mojado ya que en el primer cuarto el Laboral Kutxa ya había dejado claras sus intenciones con cinco triples, una ráfaga liderada por Davis Bertans y que comenzó a arrinconar al conjunto de Porfi Fisac. Ante semejante puntería lejana, ni siquiera hizo falta que Ioannis Bourousis, autor de 5 puntos, se desgastara en el poste bajo.