El Correo
Baskonia

BASKONIA | FINAL FOUR

«Si queríamos competir nuestro estilo tenía que ser más agresivo y valiente»

Querejeta dice que esta versión del Baskonia tiene más mérito que las otras que alcanzaron una Final Four.
Querejeta dice que esta versión del Baskonia tiene más mérito que las otras que alcanzaron una Final Four. / Rafa Gutiérrez
  • El presidente del Baskonia, Josean Querejeta, recoge hoy el fruto de apuestas exitosas; lo fue reclutar a Perasovic para moldear a una «plantilla joven y con hambre»

Satisfacción, inconformismo, expectación... La cabeza de Josean Querejeta (Lazkao, 1957) bulle estos días a un ritmo mayor incluso que el frenesí habitual. Pero existe un fondo positivo; no puede haber acritud en una campaña como la que está desarrollando el Laboral Kutxa en Europa. El presidente del Baskonia recoge en la cita berlinesa el fruto de apuestas realizadas meses atrás. El fichaje de Velimir Perasovic, por ejemplo, y rodearlo de una plantilla de «jugadores jóvenes y con hambre» que pudiesen crecer en el equipo. El máximo dirigente azulgrana admite, no obstante, su sorpresa por el rendimiento tan extraordinario que finalmente está arrojando la tropa azulgrana, al tiempo que se lamenta de llegar a la Final Four con lesionados. No se conforma con llegar, «claro», y tampoco parece preocupado por que los máximos exponentes del colectivo hayan progresado tanto que sea imposible retenerlos.

-Usted ya declaró que esta presencia en la Final Four le hace una ilusión especial.

-Sí, es cierto. Todas tienen su punto porque también la primera contra el Kinder nos alegró muchísimo. Luego llegó un momento en el que nos acostumbramos a clasificarnos para las demás. Pero este año me hace ilusión por lo inesperado. El equipo ha rendido a un nivel muy alto. Cuando alcanzamos el Top 16 nadie pensó que podíamos estar entre los cuatro primeros y más con el grupo que nos había tocado. Luego, cuando se confirmó la eliminatoria contra el Panathinaikos tampoco pensó nadie que podríamos a ganar de esa forma. Y hay que felicitar el trabajo que han hecho jugadores y entrenador. No lo esperábamos, pero estamos otra vez entre los cuatro mejores de Europa.

-¿Qué sensación le transmite el equipo? Ha hablado estos días con Perasovic, ha visto al grupo...

-Bueno, mira es una pena que siempre lleguemos a estas citas con problemas físicos. Si recordamos un poco nuestra trayectoria en las finales siempre hemos tenido alguna lesión o contratiempo. Y ahora mismo tenemos las bajas seguras de Shengelia y también la de Causeur. Porque aunque pueda vestirse de corto es una incógnita. Después de casi dos meses es difícil que pueda ayudar.

-Pero el equipo se ha rehecho a esas bajas.

-Sí, ha dado un nivel altísimo y hemos ganado a todos los equipos importantes de Europa. Lo ha conseguido por méritos propios y por su gran trabajo. Son un grupo de jugadores jóvenes, con hambre y que han progresado desde que están aquí. Eso ha hecho que deportivamente hayan crecido todos muchísimo.

-Llegar es un éxito, pero ¿se conforma?

-No claro, siempre que estás vas a competir. Sabemos los equipos que tenemos enfrente. Sobre todo, el primer día, que jugamos contra el Fenerbahce, un club que en los últimos años ha invertido muchísimo dinero y que quizá no ha tenido la suerte que su presupuesto demandaba. Pero se ha rehecho y ahora mismo tiene, si no la mejor, una de las mejores plantillas de Europa.

Los ciclos

-¿Qué tiene de reivindicación esta Final Four para ustedes, después de unos años con equipos de menor capacidad?

-Pero algo habremos hecho bien. Ningún equipo tiene una trayectoria de ganar siempre. Ninguno. Hay ciclos y,claro, esos ciclos a veces son más prolongados en los clubes que no tienen esos presupuestos que se gastan en Europa. Nosotros estamos lejos de esas cantidades. Pero no hemos hecho tan mal las cosas porque por algo hemos ganado deportivamente la licencia A; por eso estamos entre los once mejores equipos de Europa en los últimos años. A pesar de todas las dificultades, hay un soporte que nos ha permitido crecer y, en un momento determinado, supera las adversidades. Eso es muy significativo.

-¿Lo que es el equipo ahora es lo que buscaban en verano? La apuesta por Velimir Perasovic, un cambio significativo de jugadores...

-Sí, sobre todo en el estilo de juego. Está claro que si nosotros jugamos con un estilo parecido a Fenerbahce o CSKA ellos tienen un plantel mucho más largo y jugadores más contrastados y nos van a ganar. Nosotros teníamos que apostar por una mezcla de jugadores veteranos y de progresión, como así ha sido, y plantear que alguien con la experiencia de Perasovic, alguien que conocía la casa como él, pudiese sacar rendimiento y hacer crecer a esos jugadores. Y así ha sido. Ahora el equipo está en el más alto nivel y la cotización de todos sus jugadores se ha multiplicado en los últimos meses.

-Se los van a quitar de las manos dentro de nada.

-No lo sé, lo importante es que tengamos siempre gente que tiene valor. Y en estos momentos la plantilla ha aumentado muchísimo su valor.

«Más mérito ahora»

-¿Tiene más mérito esta plantilla que la de las otras cuatro finales? Partiendo del hecho de que es complicadísimo meterse en una Final Four.

-Yo creo que sí por una razón. Aquellos eran equipos con jugadores más contrastados, más expertos, con más tiempo en el club. Este es un equipo en el que hay experiencia en algunos casos, pero muchos de ellos están por primera vez en una Final Four. Es su primera cita importante. Sí, creo que hay diferencias. Todas son plantillas brillantes, pero esta quizá tenga algo de especial.

-Ha hablado del estilo de juego. Es el estilo que le gusta...

-Creo que es el estilo que se impone. Yo lo vengo intentando instalar en el club desde hace tiempo, desde la época de Crespi, y no lo conseguimos. Pero es el que se impone. Baloncesto rápido, posesiones más cortas, jugadores atléticos y capaces de sacar un uno contra uno y ventajas. A veces se transmite un poquito de individualismo, pero en la NBA está funcionando este tipo de baloncesto y en Europa, si quieres competir contra equipos con jugadores de otro nivel o más contrastado, tu forma de jugar tiene que ser diferente, mas agresiva y valiente. Si no, es muy complicado.

-‘Peras’ ha dicho varias veces que es un estilo más directo. Pero ha sido un hallazgo fichar a Bourousis y ese sí que es un pívot clásico.

-No quedan jugadores de ese estilo. Jugar cerca de la canasta, hacerlo bien, abrirse y tener un buen tiro exterior; tener una buena capacidad de rebotear o asistir desde el poste bajo y crear ventajas... Cuando tuvimos la oportunidad no dudamos de ficharlo y nos está dando un rendimiento fundamental para la marcha del equipo.

-Y es una personalidad dentro del vestuario.

-Sí, claro, porque es un jugador experto. Ha estado en muchas situaciones y equipos.

-¿Ya se ha acostumbrado al juego de Darius Adams y Mike James?

-Sí, es evidente que han crecido aquí. Son mejores que el año pasado. Tienen muchísimo talento y capacidad de anotar y creo que van a seguir creciendo porque reúnen muchos de los requisitos que se necesitan en el baloncesto de hoy en día. Técnica individual, capacidad de romper las defensas y personalidad. No les importa jugar en cualquier campo. La prueba es que han jugado en canchas como la del Madrid, Barcelona o en una tan complicada como el OAKA y no se les ha bajado la persiana.

-Perasovic ha dicho en alguna ocasión que son jugadores que van a ser difíciles de retener. No sé si lo dijo como una petición al club de que debería hacer un esfuerzo por mantenerlos...

-Bueno, cada cosa a su tiempo. Ahora vamos a centrarnos en lo que tenemos. Ahora estamos ante la cita más importante del baloncesto europeo y cuando pase nos volcaremos en los ‘play off’ de la ACB, donde somos cuartos y debemos aspirar a competir e intentar llegar lo más alto posible.

‘Peras’, «ojalá un ciclo largo»

-El que se quedará es el entrenador. Lo tenían muy claro cuando le ficharon.

-Sí, hace tiempo que queríamos tenerlo y a mí particularmente me gustaría que estuviese mucho tiempo. Conoce perfectamente el club, me conoce a mí, nuestros defectos y virtudes, y nosotros a él. Y es un entrenador que necesita un equipo como el nuestro, en el que él se sienta arropado y en ese sentido ojalá tuviésemos un ciclo largo.

-Para hacernos una idea, ¿qué diferencia del gasto puede haber entre el Fenerbahce y el Baskonia?

-Pues de uno a cuatro.

-Y, por ejemplo, ¿entre la plantilla de hoy y la última que llegó a la Final Four en 2008?

-Pues no me acuerdo de cifras exactas, pero si no es la mitad, sí el 60% o 70% menos esta que aquella.