El Correo
Baskonia

BASKONIA

Darius Adams ficha por el Xinjiang chino

Adams, en un partido de Euroliga.
Adams, en un partido de Euroliga. / Afp
  • El Baskonia hace oficial la marcha del base estadounidense, que habría firmado un contrato por un año y 1,3 millones de euros

Es posible que su recién adquirido pasaporte búlgaro haya conferido a Darius Adams cierta curiosidad por las culturas de otros países, su idioma y costumbres. Y tal vez esa hipotética inclinación le haya llevado a balbucear algo del idioma mongol, a conocer las cuatro palabras básicas. Si esto es así, estaba cantado que el de Decatour ficharía por el Xinjiang Flying Tigers chino, club de la localidad de Urumqi, que la universal wikipedia traduce como «pastizal hermoso» en el idioma del belicoso Gengis Khan. El Baskonia ha hecho oficial se salida este jueves y le ha deseado «suerte» para el futuro.

Con ese canto de sirena en mente, el exbaskonista ha cerrado un verano un tanto agitado. Tras su desbordante campaña en el Buesa Arena, el «microondas» de Illinois probó suerte a agitar sus credenciales ante los agentes de la NBA. No tuvo suerte. Posteriormente, y también en paralelo, sus representantes tantearon las opciones que se le abrían en Europa. Tampoco pudo ser. El conejo saltó casi por donde menos se lo esperaba para un jugador con 27 años. China llamó a la puerta de Darius y un contrato de 1,5 millones de dólares (1,3 millones de euros) hizo el resto.

En su apuesta final, Adams ha sido tan original como su baloncesto. La teoría dicta que un profesional joven apura sus opciones en destinos baloncestísticos fuertes para acudir al lejano oriente en busca de un dorado final de carrera. Pero él, una partícula libre, ha tomado su particular ruta, quizá pensando que el año que viene tampoco será tan veterano y podría volver a probar en Europa o la NBA, su destino soñado. Que el camino de vuelta sea más complicado es ahora un detalle menor; una tontería para alguien capaz de electrificar un partido en cinco minutos.

Ahora le tocará desplegar sus dotes en el Xinjiang (semifinalista de la CBA tras caer 3-0 frente al Sichuan, que posteriormente se proclamó campeón) y deslumbrar a la variada parroquia de Urumqi. Desde el completo desconocimiento de lo que allí se cuece, en realidad habrá que señalar que esta ciudad de 1,6 millones de habitantes no está en el extremo oriente; digamos que es el occidente de oriente. Su ubicación se localiza mucho más cerca de Kazajistán que de Pekín o Shangai y fue un punto de paso en la ruta de la seda, frecuentado seguramente por Marco Polo. Ahora los Flying Tigers (los «tigres voladores») tendrán en sus filas a un agitador con todas las credenciales para convertirse en el máximo artillero de la competición. Aquí ya demostró ser un pistolero de gatillo fácil.

Ocho menos

Con la ya definitiva despedida del base, el Baskonia se va despojando de las vestiduras que le arroparon en la temporada pasada: Bourousis, James, Adams, Bertans, Corbacho, Causeur, Planinic y Mamadou Diop, además de Velimir Perasovic. El cuadro actual tiene once figuras: Luz, Beaubois, Blazic, Hanga, Shengelia, Tillie, Diop, Voigtmann, Bargnani, Sedekerskis y Bordignon, en principio. El boceto no es definitivo, claro. Faltan piezas. Y también es posible que otras salgan.

Los capítulos que pueden abrirse no tienen un guion escrito: Adam Hanga y Tornike Shengelia. Poco después de acabar la Liga, fuentes de toda solvencia ya confirmaron a este periódico que el húngaro había suscitado el mayor número de consultas sobre su situación de toda la plantilla. El mercado ha pasado ya a una fase 'caliente' y su nombre está encima de la mesa del Barcelona, como atestiguan periodistas de la Ciudad Condal, y que algún eco ha tenido en el Buesa cuando sus responsables ya admiten plantearse un plan B.

Y Shengelia

El georgiano no ha tenido un curso tan brillante como el magiar, lastrado por una lesión que le privó de disputar la fase decisiva de la campaña. Sin embargo, tiene cartel y su ficha en la campaña entrante se halla en la zona alta de la plantilla, una característica siempre interesante para agitar la vena vendedora alavesa. Habrá que saber si el posible interés del Panathinaikos es tan fuerte y decidido como para allanar los obstáculos de una hipotética salida.