El Correo
Baskonia

BASKONIA

Balas de fogueo

Un ataque del Baskonia en el partido de Vilagarcía de Arousa.
Un ataque del Baskonia en el partido de Vilagarcía de Arousa. / Photodeporte
  • El Laboral Kutxa, sujetado por Cooney, Tillie y un intermitente Beaubois, cae ante el UCAM Murcia y finaliza segundo en el cuadrangular de Vilagarcía de Arousa

Al Baskonia se le esperaba con la artillería pesada tras la exhibición de tiro que ofrecieron Beaubois y Larkin en el triunfo ante el Unicaja. Pero al conjunto de Sito Alonso, aún en evidente fase de construcción, le traicionó ese nuevo listón. Los dos organizadores, mitad atletas, mitad francotiradores, tuvieron un mal día con el aro, sobre todo en la primera mitad. Víctima de esa dependencia que él mismo generó el día anterior por la efectividad de los lanzadores y las bajas de Shengelia y Hanga, el equipo azulgrana claudicó ante el UCAM Murcia en el choque que cerraba el cuadrangular de Vilagarcía de Arousa y que le llevó a ocupar la segunda plaza final.

El Baskonia llegó con vida al último segundo del partido gracias al esfuerzo que llevó a cabo en la recta final, y tuvo la pelota para tratar de forzar el empate. Pero había que remar demasiado. Ese arreón final que trataron de realizar los hombres de Sito Alonso no alcanzó para voltear un encuentro que se les escapó en el tercer cuarto. La falta de acierto en tiros de campo -no alcanzaba el 40% tras el tercer acto- cercenó el ataque de los alaveses y dio aire al UCAM Murcia, que sufrió una sumisión sostenible durante la primera mitad.

Buen papel de Cooney

Kim Tillie y Trevor Cooney sostuvieron a los azulgranas a la espera de que Beaubois y Larkin se unieran por fin a la ofensiva. Pero apenas hubo noticias del francés hasta la segunda mitad, cuando trató de reactivar al Baskonia en busca de la remontada. El estadounidense, por su lado, dejó su casillero en 7 puntos, la mitad que su nuevo compañero, y no pudo apuntarse ningún triple.

Las mejores noticias para el Baskonia fueron quizás la personalidad que derrochó Cooney, que no dudó a la hora de echarse el equipo a la espalda, y las actuaciones de Rafa Luz y Kim Tillie, que se encuentran ya al mismo nivel físico y de juego que sus compañeros a pesar de haberse incorporado al grupo hace solo unos días. El equipo de Sito Alonso tendrá un nuevo test este mismo fin de semana en Canarias, donde se medirá al Iberostar Tenerife y de nuevo al UCAM Murcia, al que dejó escapar en el tercer acto y no pudo reaccionar a tiempo.