El Correo
Baskonia

baskonia

De exigencia creciente

Blazic y Larkin, durante el encuentro ante el UCAM Murcia.
Blazic y Larkin, durante el encuentro ante el UCAM Murcia. / IGOR AIZPURU
  • El Baskonia se prueba en la cancha de un Barcelona en rodaje pero con más potencial que anteriores rivales

Las apreturas del calendario baloncestístico obligan al Baskonia a una digestión rápida de su última victoria. Tras superar este viernes al UCAM Murcia, debe presentarse esta tarde en perfecto estado de revista en un territorio hostil como el Palau Blaugrana. Allí le espera un Barcelona también en rodaje, con sus propios problemas de enfermería y también con alguna que otra fisura detectada en su estructura. Sin embargo, la prueba coloca al plantel vitoriano en un escalón superior de exigencia respecto a sus dos anteriores exámenes en la ACB, saldados con triunfo.

Con todos sus contratiempos, el Barcelona en absoluto es un rival comparable al Obradoiro o el UCAM Murcia, oponentes de ‘la otra Liga’ y que se han convertido en las primeras víctimas del Baskonia en este inicio de campaña. Ahora, la escuadra de Sito Alonso se enfrenta a un oponente mejor armado en un feudo en el que no ha cosechado ni un triunfo en sus últimas comparecencias en la competición doméstica.

En cualquier caso, todo indica que un duelo clásico como el que se sirve esta tarde en el Palau llega tal vez demasiado pronto para ambos equipos. El Baskonia sigue a cuestas con su personal proceso de rodaje mientras debe reajustarse sobre la marcha a los contratiempos físicos. La recaída de Rodrigue Beaubois abrió la puerta a un temporero como Josh Akognon, debutante fugaz el viernes en el Buesa Arena.

Mientras, el rompecabezas interior se complica ante la lesión de Kim Tillie y la escasez de protagonismo de Ilimane Diop. Ya apuntó tras el choque ante los murcianos Sito Alonso que una pareja interior formada por Andrea Bargnani y Johannes Voigtmann aspiraba a ser una fórmula a explorar, la misma que, en este momento de carencia, también puede condenar al canterano a la reducción de minutos.

Los achaques médicos ponen palos en las ruedas de un nuevo estilo que va desgranando pinceladas. En los dos duelos ligueros previos, Andrea Bargnani ya asoma como productor ofensivo de primer orden, aunque queda por ver si podrá aplicarse más en otros hábitos como la defensa y el rebote. En la montaña rusa de sensaciones vividas ante el UCAM Murcia, el rendimiento colectivo e individual fue extremo a más no poder, algo no recomendable cuando se trata de abordar al Barcelona en su propio recinto.

El enigma blaugrana

No obstante, la escuadra blaugrana es un auténtico enigma en este inicio de campaña. En la Supercopa mostró dos caras contrapuestas y también perdió por lesión a Tyrese Rice, su gran apuesta en la profunda reestructuración con nuevo gobernador en el banquillo, Georgios Bartzokas. El base estadounidense confía en reaparecer esta tarde una vez superada su tendinopatía rotuliana en el que será la presentación del nuevo proyecto culé ante su afición.

Por contra, el Barcelona no podrá contar hoy con un multiusos como Pau Ribas mientras que se sitúan dentro de la lista de bajas de larga duración a Petteri Koponen y Shane Lawal. Un buen cúmulo de contratiempos acecha a un Barcelona que abrió la Liga con un triunfo raquítico ante el Manresa (50-56), descansó en la segunda jornada y disputó un bolo de exhibición perdido ante los Oklahoma City Thunder.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate