El Correo
Baskonia

LIGA ACB

Remontada a ninguna parte

fotogalería

Hamady Ndiaye le hace una falta al baskonista Beaubois. / EFE

  • El Baskonia despierta tarde en la cancha del Unicaja y cae víctima de la metralla triplista en el tramo final

El Baskonia ha cerrado este domingo la primera semana infernal de la temporada con balance negativo, rematado con la derrota en la cancha del Unicaja. Ha culminado siete días trepidantes desfondado y cuesta abajo, con la sensación de poder haberse llevado el partido con un punto más de frescura física y mental o con la participación de un Adam Hanga reservado en el Martín Carpena para no agudizar más la sobrecarga de minutos.

La ausencia del capitán ha restado nervio y conjunción a un conjunto azulgrana deshilvanado, que ha tardado Dios y ayuda en entrar en el partido para terminar por quedarse en el camino de una remontada que se le ha escapado de las manos. La última esperanza se ha esfumado cuando el Unicaja ha logrado reactivar con toda su fuerza la principal arma ofensiva de esta temporada. La metralla triplista ha terminado de tumbar a los vitorianos en la segunda mitad del último cuarto, después de que Akognon desperdiciara dos tiros libres de una tanda de tres para dejar el marcador con un 62-59 que todavía apretaba el cuello de los locales.

Ha llegado entonces la liberación cajista. Kyle Fogg y Jamar Smith han desatado la tormenta para romper el timón azulgrana a golpe de triples. Los dos exteriores estadounidenses han moldeado mano a mano un parcial de 15-5 con tres triples que han diezmado el último foco de resistencia visitante (78-64, minuto 38).

Se ha hundido el Baskonia bajo la metralla triplista del Unicaja, víctima del mismo recurso al que se aferró en exceso con resultados desiguales durante el duelo en el Martín Carpena. El suyo ha sido un desierto triplista durante toda la primera parte, con un único acierto de quince intentos, y también ha sido parte clave de su dieta de recuperación tras el descanso.

Sin embargo, la obra ha quedado incompleta porque los azulgranas no han sido capaces de cerrar filas ante la ausencia de Hanga ni han encontrado alternativas a un juego ofensivo demasiado monotemático. No ha habido forma de encontrar opciones interiores claras o carreteras secundarias productivas. El Baskonia se ha obsesionado por ganar a través del triple y ha sido ajusticiado con este mismo armamento.

Se ha escorado en exceso en la impulsividad de Josh Akognon y Tornike Shengelia o en la fe inquebrantable de Jaka Blazic y ha tenido muy poco del equilibrio bajo los tableros mostrado en los últimos partidos por Johannes Voigtmann. Entre ambos extremos, demasiadas estampas anómimas como las de Kim Tillie, Ilimane Diop o un Shane Larkin este domingo muy tibio a los mandos.

Sin el capitán

La ausencia de Adam Hanga en el quinteto inicial ha sido un suceso insólito que ha obligado al Baskonia a diversificar resortes. Beaubois ha tomado el puesto de escolta junto a Blazic como alero para patentar una nueva fórmula de arranque con la que el plantel vitoriano apenas ha aguantado cuatro minutos de igualdad en el marcador. Un 8-12, la máxima ventaja azulgrana en todo el partido, ha dado paso a un parcial de 14-2 con el que Unicaja ha iniciado su festival ofensivo desde el perímetro (22-14 al cierre del primer cuarto). El Baskonia se ha estrellado contra su propia precipitación en ataque mientras las vías de agua atrás le ahogaban en una segunda entrega desmoralizadora. El Unicaja ha recrudecido su abordaje hasta alcanzar una renta máxima de 21 puntos (39-18, minuto 19).

Ha sido la sima desde la que ha tenido que comenzar a escalar el Baskonia. Un triple de Akognon y una canasta doble de Blazic han mojado los labios de un Baskonia sediento que ha marchado al descanso con un 39-23 en contra. Ha bastado una ligera mejora en la puntería desde más allá de 6,75 y una mejor predisposición para enhebrar el juego de ataque para conjurar el resurgir. El Baskonia ha tratado de hablar en plural, se ha acercado con un 44-37 mediado el tercer cuarto, pero el Unicaja siempre ha encontrado la aspirina del triple para curar la angustia. Con sus dardos lejanos, Oliver Lafayette y Alberto Díaz han sido los encargados de controlar a un conjunto azulgrana que, a pesar de todo, encaraba los diez últimos finales con un 58-50 ilusionante.

Las distancias se han reducido, con un alto precio pagado por la acumulación de esfuerzos y la sobrecarga de faltas de hombres como Shengelia o Beaubois. El Baskonia ha tratado de abrirse paso para culminar la anhelada remontada, pero no ha encontrado demasiados solistas dispuestos a clavar la partitura más allá del impetuoso Blazic. Justo cuando más cerca estaba del Unicaja (62-59, minuto 34), le ha caído el aguacero triplista vertido por Fogg y Smith para despedir la primera de sus semanas más largas.

Directo

FINAL: UNICAJA 82-BASKONIA 72. Segunda derrota de los de Sito Alonso en un partido en el que tampoco ha podido jugar Hanga. Blazic, con 16 puntos, el mejor anotador de un Baskonia que ha hecho una muy floja primera parte.

Final del partido: 82-72.

Falla el triple Akognon.

Un tiro libre de Unicaja. 82-72.

Quinta personal de Voigtmann.

El Baskonia va a encajar su segunda derrota de la temporada.

25 segundos para el final del partido.

Triple de Sedekerskis. 81-72.

Anota los dos. 81-69.

Tiros para Fogg.

49 segundos para el final del partido. 79-69.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate